banner


Datos del Instituto Nacional de Estadísticas muestran que una de cada cuatro personas en las zonas rurales no saben leer ni escribir. La Sociedad Bíblica Peruana conocedora de esta realidad está colaborando con el trabajo de alfabetización de cinco animadores quechuas en las regiones andinas de Cusco y Apurímac.

Lima, martes, 16 de diciembre de 2008, Se les llama animadores porque cumplen la labor de formar, animar y alentar a maestros locales para que puedan desarrollar el proceso de alfabetización en sus comunidades, dicen desde SBP. Los maestros son líderes de sus iglesias locales. Participan en promedio 10 alumnos por cada grupo. Los estudiantes son miembros de las iglesias que desean aprender a leer para poder estudiar su Biblia y cantar con sus himnarios en sus congregaciones. Los maestros por lo general realizan las clases con los grupos una vez por semana. Algunas zonas donde se realiza la alfabetización son bastante alejadas y accidentadas, teniendo los animadores que demorar entre 5 a 7 horas de viaje en trocha para llegar.

Las siguiente son las asociaciones quechuas con las que trabaja la Sociedad Bíblica Peruana: Asociación Tawantinsuyuman Evangelioq K'ancharininpaq (ATEK) quienes desarrollaron el trabajo de alfabetización en las comunidades de Huancarani (Provincia de Paucartambo), Yanaoca (Provincia de Canas) y Vilcabamba (Provincia de la Convención) en el departamento de Cusco. En el año 2008 los tres animadores de esta región del país establecieron 20 grupos alcanzando a un total 271 alumnos participantes de las tres zonas. Asociación Interdenominacional para el Desarrollo Integral de Apurímac (AIDIA) quienes desarrollan su trabajo de alfabetización en las comunidades quechuas de Antabamba, Mollebamba, Sillco, Vito, Calcauso, Chumilli y Sabayno (Provincia de Antabamba) y en Chalhuanca, Santa Rosa, Yanaca, Colcabamba, Sarayca, Casinchihua, Pacsica y Tapayrihua (Provincia de Aymaraes) en el departamento de Apurimac. En el año 2008 los dos animadores de esta región alcanzaron 226 alumnos quienes están aprendiendo a leer y escribir en su idioma.

La Sociedad Bíblica Peruana ha colaborado también con la publicación de 8 mil cartillas de alfabetización en quechua de Cusco y de Apurimac y 5 mil porciones de la serie "Como vencer" en quechua de Ambo y de Ayacucho.

A través de este esfuerzo los nuevos lectores no sólo van a poder entender mejor el mensaje de la Palabra de Dios revelado a través de la Biblia que ya tienen traducida en su idioma natal, además también adquirirán la habilidad de la lectura y la escritura como herramientas de aprendizaje continuo para su desarrollo y fortalecimiento personal, familiar, eclesiástico y comunitario, aseguran los maestros.

Una alumna quechuahablante agradeció el apoyo en la escritura y lectura, expresando que la ayuda a completar lo que faltaba de su lengua materna; "y podré expresar lo que tengo a mi pueblo, como los cuentos, leyendas y costumbres con el mismo sabor del quechua de mi Apurimac".

Fuente: Alc

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top