banner


Otra irresponsable provocación a la violencia del Gobierno

Pese a que las provincias se movilizan y los ánimos continúan candentes en la selva, el premier Yehude Simon anunció que recién dentro de 15 días se instalará una mesa de diálogo multisectorial para buscar una solución al conflicto amazónico.

“Se ha nombrado una comisión de trabajo en la que están los presidentes regionales, el Gobierno central, los apus de los diferentes grupos amazónicos y, junto a ellos, la Defensoría del Pueblo, y las iglesias Católica y Evangélica para buscar una salida definitiva al problema de la Amazonía”, señalo Simon en rueda de prensa con corresponsales extranjeros, al tiempo de anunciar que no se convocará a dirigentes de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP).

Simon no explico cómo los nativos nombrarán a sus “apus” para dar a conocer sus nombres a través de los presidentes regionales. Remarcó que AIDESEP no será invitada porque “pateó el tablero” del diálogo un día antes de los sucesos violentos del viernes 5 de junio.

Aseguró que Aidesep no reconocía ni permitía la participación de otros grupos representativos de pueblos amazónicos. “Ahora se convocará a los verdaderos Apus”, insistió.

Esta determinacion del gobierno excluye a la organización indígena amazonica mas representativa de las conversaciones, lo que podría generar una mayor tensión, sostuvo el experto en temas amazónicos, Roger Rumrill.

Explicó que AIDESEP representa al 60% de las organizaciones indígenas de la Amazonía, que son los que se resisten a los decretos legislativos dados por el gobierno.

“Es imposible plantear un diálogo sin su participación. Lo único que se busca con esta decisión es dilatar la solución al conflicto”, comentó.

Rumrill recomendó al gobierno ampliar la mesa a todos los sectores, de lo contrario se puede terminar echando más leña al fuego, ya que un sector de la amazonía puede sentirse discriminado.

Por otro lado la directora del Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAAP), Adda Chueca, refirió que una mesa de diálogo debe incluir a todos los sectores que representan a los pueblos indígenas, y que no es el gobierno el que debe nombrar sus interlocutores sino las propias Federaciones Regionales.

Por su parte, el obispo de Sicuani, monseñor Miguel La Fay, indicó que la mesa de diálogo debe incluir a todos los representantes de la Amazonía, y debe llevarse a cabo respetando la cultura de la población indígena de la selva. Solo así se logrará una solución.

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top