banner


Después de Lima, Cusco, Ayacucho y Junín son los departamentos que registran el mayor número de casos de violencia familiar y sexual, que involucran generalmente a mujeres y niños, informó hoy la directora ejecutiva del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), Ana María Mendieta Trefogli.

De acuerdo al reporte elaborado por el Sistema de Registros de Casos y Atenciones en los Centros de Emergencia Mujer, de enero a mayo se ha registrado un total de 18 mil 076 denuncias, de las cuales 11 mil 716 corresponden al interior del país.

La ciudad de Cusco encabeza la lista con mil 269 casos, seguido de Ayacucho con mil 250 y Junín con mil 244.

Mientras que las ciudades que registran un menor número de casos reportados son Amazonas con 194, Tumbes con 216, Ica con 219 y Huánuco con 236.

“Hay una alta incidencia de casos de violencia familiar y sexual en agravio de mujeres, niños, niñas y adolescentes en zonas como Cusco, Ayacucho y Junín, y por lo general el 90 por cierto de los casos las víctimas corresponde en su mayoría a mujeres, siendo el agresor el esposo o conviviente, así como ex esposo y ex conviviente”, explicó la funcionaria.

Recalcó que si bien los Centros de Emergencia Mujer (CEM) a nivel nacional se encargan de atender todas las denuncias que tienen que ver con violencia familiar y sexual, el objetivo es prevenir que estos casos ocurran y se incrementen.

“El principal objetivo de los CEM está dirigido a la prevención, generando acciones para evitar la ocurrencia o minimizando sus consecuencias, así como la promoción de nuevos estilos de convivencia social, desarrollando nuevas prácticas de comportamientos y habilidades personales”, agregó.

Asimismo, dijo que en cada CEM cuentan con un servicio de atención integral brindado por equipo multidisciplinario que brinda orientación legal, cuyo abogado asesora, asiste y acompaña a la denunciante en todo el proceso judicial.

También se ofrece consejería de un psicólogo, quien se encarga de realizar las la evaluaciones, diagnóstico y peritajes que servirán para el proceso.

Posteriormente, se presta la asistencia social con el fin de procurar una recuperación del daño sufrido y de ser necesario estas personas son remitidas al Ministerio de Salud de ser necesario algún tipo de tratamiento psicológico prolongado o psiquiátrico.

Además, se cuenta con la Línea 100 a la que se puede acceder desde cualquier punto del país durante las 24 horas. También se realizan trabajos coordinados con los gobiernos locales y regionales, la Policía Nacional, el Ministerio Público y el Poder Judicial.

Mendieta Trefogli indicó que a la fecha existen 89 CEM en 71 provincias a nivel nacional y, para este año, se espera abrir otros tres en la zona del VRAE (Cusco, Ayacucho y Apurímac), donde se registra un alto índice de violencia en agravio de la mujer y menores de edad.

Con información de Andina
-------------
Envíalo a tus amigos:
Bookmark and Share

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top