banner


Los docentes que obtengan la nota mínima de 11 en estricto orden de mérito en la segunda fase de la evaluación, podrán ingresar a los niveles II, III, IV y V de la Carrera Pública Magisterial (CPM), precisó hoy el viceministro de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación, Idel Vexler Talledo.

“La nota mínima en esta segunda fase de la evaluación (para el acceso a la CPM) es once o 55 puntos sobre 100”, precisó el funcionario en diálogo con la agencia de noticias Andina.

Detalló que el puntaje total de esta evaluación se divide en dos partes. La primera parte vale como máximo 60 puntos, para el II y III nivel, y corresponde a la evaluación de idoneidad profesional sobre la especialidad que tenga.

Al respecto, el funcionario recordó que en el portal web del sector Educación los profesores pueden encontrar el temario a estudiar según cada especialidad.

“Si el docente es del nivel Inicial, Primaria, Secundaria, Técnico Productiva y sus respectivas especialidades, encontrará los temas que deberá saber para la evaluación”, expresó.

La segunda parte corresponde a la evaluación del expediente del docente, en el que consta su experiencia profesional, capacitación recibida, tiempo de servicios, entre otros aspectos. El valor máximo que tiene es 40 puntos.

Vexler exhortó a los maestros a prepararse de la mejor manera posible para ingresar a la CPM y acceder a los beneficios que ésta ofrece, entre ellos una remuneración mayor a la que se percibe actualmente y que esté en función de su desempeño y méritos.

Siete mil docentes participarán en evaluación

“Deseo el éxito a los más de 7 mil docentes que serán evaluados el 16 de agosto y les digo que confíen en sus capacidades y en su preparación a conciencia y responsable”, remarcó.

Los 7,108 docentes que clasificaron a la segunda fase de la CPM son los que alcanzaron nota 14 o más en el examen escrito nacional realizado el pasado 14 de junio por el sector Educación.

Vexler subrayó que las nuevas remuneraciones, bonificaciones e incentivos ya no están en función del clientelaje político o partidario, la dedocracia o el nepotismo. “Está en función de lo que vale y sabe el maestro y su desempeño profesional".

Pidió, asimismo, a los comités evaluadores que sean rigurosos, pero también transparentes, que actúen con solvencia moral y sentido de justicia.

Recordó que, a diferencia de la anterior evaluación para el ingreso al primer nivel de la CPM, se ha creado una segunda instancia para absolver los reclamos que se puedan realizar.

Comentó por ejemplo que en algunas regiones no se tomó en cuenta la evaluación del título profesional pedagógico. "Este es un aspecto que no estaba considerado en la primera versión, pero sí se incluyó en una directiva posterior que en algunas regiones no se consideró, pero que se está corrigiendo".

Fuente: Agencia Andina
-------------
Envíalo a tus amigos:
Bookmark and Share

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top