banner


El campamento que la empresa minera Ares tenía en la localidad de Assuca en Chumbivilcas, Cusco, cumplió hoy 24 días en poder de unas 300 personas integrantes del Frente de Defensa de Chumbivilcas y de mineros ilegales, sin que hasta la fecha se vislumbre una solución a la vista.

El pasado 19 de Octubre, los trabajadores de la minera Ares que realizaban trabajos exploratorios en Assuca, a 5,300 metros sobre el nivel del mar, fueron desalojados por la fuerza por mineros ilegales provenientes de Nazca y por integrantes del Frente Único de Defensa de los Intereses de Chumbivilcas, liderado por el profesor Jorge Chávez Gallegos y el alcalde provincial, Domingo Benito Calderón.

Hasta Chumbivilcas llegó el equipo de INFOREGIÓN, que comprobó in situ las condiciones en que Ares realizaba sus trabajos exploratorios en Asucca hasta mediados del mes de octubre, y constató asimismo las presiones que ejercen los mineros ilegales que rodean la zona, para tomar definitivamente las instalaciones del campamento de Asucca y ejercer labores extractivas informales generando mayor contaminación ambiental.

Preocupación por contaminación ambiental

El distrito de Santo Tomas, en la provincia de Chumbivilcas, se encuentra alerta ante las denuncias de contaminación ambiental en las faldas del cerro Dorado, en la cordillera del mismo nombre, donde operaba la minera Ares.

Allí, a 5300 metros sobre el nivel del mar, las guayatas y los pastos naturales sobreviven en medio de los humedales donde nace el río que provee de agua a la población del lugar.

Tras tomar el campamento minero, los integrantes del Frente de Defensa de Chumbivilcas precisaron que no se oponen a la presencia minera de Ares en Asucca, aunque pidieron que la empresa respete lo que consideran la naciente de su única fuente de agua, que cruza y alimenta la capital de la provincia.

Indicaron que con los trabajos exploratorios se ha generado daños ambientales, y que podrían presentarse otros más en la etapa de explotación. Como punto adicional, los pobladores pidieron a la empresa Ares limpiar los desperdicios orgánicos e inorgánicos presentes en su área de intervención.

El presidente del Frente de Defensa y el alcalde señalaron a INFOREGIÓN que cursaron múltiples solicitudes de reunión a los responsables de Ares, sin embargo la cita en donde se expondrían los daños que la población observa en las faldas del cerro Dorado no se llegó a realizar.

Mientras tanto, la fauna y flora que existe en las alturas de Chumbivilcas corre peligro en el campamento tomado de Ares, y los desperdicios permanecen en el lugar sin que ninguna autoridad del gobierno central se pronuncie aún al respecto.



Minería informal amenaza

Esta preocupación de los integrantes del Frente de Defensa por la contaminación ambiental, se contradice sin embargo con la notoria presencia de mineros ilegales entre el grupo que tomó las instalaciones mineras y que a través de las semanas ha venido ejerciendo protestas y presiones a fin de tomarlas en forma definitiva.

Si bien hay contaminación en Asucca, esta podría ser mucho peor si las labores en el campamento son retomadas por mineros informales, de los que hay muchos en Chumbivilcas.

En la provincia existen varios puntos donde actualmente se practica la minería informal, principalmente de oro. Además, se sabe que al menos dos mil chumbivilcanos se dedican a la minería informal en Arequipa, especialmente en la zona conocida como Secocha.

Estos mineros están interesados en regresar a su provincia a desarrollar la ilegal actividad, sobre todo porque creen que existe oro allí.

En una reciente reunión, sostenida a inicios de noviembre en el municipio de Chumbivilcas, se notó la presencia de los recién llegados informales de Secocha, quienes ofrecieron traer desde esa zona a mil mineros más para tomar definitivamente las instalaciones del campamento de Asucca.

La condición que plantearon es que ellos se harían cargo de toda la extensión de la concesión minera y de la resistencia a cualquier intento de desalojo del gobierno

Cabe precisar que si bien en el campamento ya no hay presencia de trabajadores de Ares, sus instalaciones no han sido invadidas por el Frente de Defensa de Chumbivilcas. Por esto, la población y el presidente del Frente rechazaron la propuesta de este grupo de informales

Fuente: Inforegión
-------------
Envíalo a tus amigos:
Bookmark and Share

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top