banner


Los estudios de balance hídrico y de impacto ambiental, necesarios para la ejecución del Proyecto Hidroenergético Majes Siguas II, estarán listos el 20 de febrero de 2010, cinco días antes de la fecha proyectada para implementar esta obra, aseguró hoy el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén.

Señaló que con estos informes se podrán determinar las necesidades reales de los departamentos de Arequipa y Cusco, enfrascados hasta hace unos días en un conflicto por el uso de las aguas del río Apurímac y que llevó a protestas en la provincia cusqueña de Espinar.

"El concurso internacional para seleccionar a la empresa que se encargará del estudio ha contado con la participación de los gobiernos regionales de Arequipa y del Cusco. Eso garantiza que el pronunciamiento que se emita en base a este informe sea absolutamente imparcial y transparente", explicó.

Asimismo, insistió en que los estudios de balance hídrico deben garantizar que existan reservas suficientes para poder cubrir la demanda acuífera necesaria para el proyecto Majes Siguas II, condición que ha sido aceptada por todas las autoridades

"Si el balance hídrico es negativo, es obvio que no se puede poner de ninguna manera en peligro los intereses de la provincia de Espinar", enfatizó.

De otro lado, ante el pedido de los dirigentes del Frente de Defensa de los Intereses de Espinar, que piden que el Gobierno publique un decreto de urgencia señalando que la ejecución del proyecto se ha postergado hasta febrero del próximo año, Velásquez Quesquén sostuvo que tal exigencia no puede ser atendida.

"Esto (la postergación) ha sido formalizado por ProInversión, que es una instancia de Gobierno. Nosotros en la PCM no tenemos que tomar una decisión en ese sentido, ya que es ProInversión la entidad que ha publicado el nuevo cronograma para este proyecto, y que culminará el 25 de febrero del próximo año", precisó.

De otro lado, el jefe del Gabinete Ministerial garantizó que mañana las exigencias de la ciudad de Abancay (Apurímac) serán escuchadas por una Comisión de Alto Nivel, integrada por el coordinador de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales, Hugo Ordóñez; un representante de la PCM y delegados de otros ministerios.

"Esto fue aceptado a condición de que se suspenda la paralización en Abancay. Un Gobierno democrático no puede sentarse a dialogar con alguien que tiene tomadas las calles. Como se ha dispuesto la suspensión de esta medida de fuerza, el día de mañana irá esta comisión a Abancay", detalló.

Velásquez Quesquén ofreció estas declaraciones tras participar en la ceremonia de clausura del Foro de Cooperación, Comercio e Inversión Perú-China.


Con información de Andina

-------------
Envíalo a tus amigos:
Bookmark and Share

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top