banner


Se llama Lucía Ramallo Sarlo. La turista realizaba el tradicional Camino del Inca rumbo a Machu Picchu. Fue sepultada cuando dormía en una carpa en la zona de Wiñay Wayna

Las intensas lluvias que cayeron en los últimos días sobre Cusco provocaron un alud que causó ya cuatro muertes y dejó varados a 500 argentinos, entre 2.000 turistas, en el pueblo de Aguas Calientes, estación de paso en el camino de ascenso al sitio arqueológico Machu Picchu.

El diario peruano El Comercio notificó que, además de una mujer y su hija que murieron el domingo aplastadas tras el derrumbe de una vivienda, se sumaron los fallecimientos de una ciudadana argentina y de un guía turístico.

Según RPP Noticias, Lucía Ramallo Sarlo (20) murió a causa de un deslizamiento en Wiñay Wayna. "La turista intentó protegerse en su carpa ubicada en el camino del Inca -rumbo a la ciudadela de Machu Picchu- pero no resistió y perdió la vida por los deslizamientos de barro y piedra", consignó el medio.

El guía, identificado como Washington Huaraya, falleció en la zona conocida como Inti Punku, también mientras realizaba el camino del Inca.

La Policía y el fiscal están en la zona haciendo las diligencias para rescatar los cuerpos.

Fuente: Infobae

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top