banner



El Fiscal Sergio Coacalla ordenó la destrucción de más de dos mil botellas de gaseosas "Kike Kola" en Sicuani, por considerarlas no aptas para el consumo humano.
(Foto Denis Hualla)

El hecho ocurrió en el relleno sanitario ubicado en la comunidad de Quehuar, distrito de Sicuani, donde se constituyeron el Fiscal Coacalla acompañado de funcionarios de la Municipalidad Provincial de Canchis.

Dicho producto y los bienes requisados aún en septiembre del 2009, hasta ayer permanecían en los almacenes de la Gerencia de Desarrollo Social de la comuna provincial.

Según las pruebas de laboratorio e investigación del Fiscal y funcionarios de la Gerencia de Desarrollo Social la ingesta de estas bebidas constituían un grave riesgo para la salud humana.

Los responsables de la fabricación tendrán que responder por cargos como, someter en riesgo la salud pública y el delito contra la seguridad pública.

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top