banner


“Hoy las mayores persecuciones contra la Iglesia no vienen de fuera, sino de los pecados que están dentro de la propia Iglesia”, añadió Benedicto XVI al iniciar su visita a Portugal.

Los actuales “sufrimientos” que está pasando la Iglesia a causa de los abusos sexuales sobre menores cometidos por sacerdotes forman parte del tercer secreto de Fátima, revelado por la Virgen a través de varias apariciones a tres niños portugueses en 1917. Lo ha asegurado Benedicto XVI camino de Portugal a los periodistas que le acompañaban en el vuelo papal, informó la corresponsal del diario El Mundo de España.

En algunas de sus declaraciones más fuertes hasta la fecha, Benedicto XVI dijo que la iglesia Católica Romana siempre sufrió problemas internos, pero agregó: “hoy la vemos en una forma verdaderamente terrorífica”.

“Hoy las mayores persecuciones contra la Iglesia no vienen de fuera, sino de los pecados que están dentro de la propia Iglesia”, añadió a los periodistas que le acompañaban en el vuelo papal que a las 11.00 horas (2 a.m. hora peruana) aterrizó en Lisboa, en clara alusión al escándalo de pederastia que sacude a la Iglesia y que el Pontífice no ha dudado en calificar de “realmente aterrador”.

Ya no culpa a la prensa

Sus declaraciones parecieron repudiar la respuesta inicial de El Vaticano al escándalo, cuando culpó a los medios de comunicación, así como a los defensores del aborto y de los matrimonios entre homosexuales de montar una campaña en particular contra la iglesia católica y el Papa.

Desde entonces, sin embargo, Benedicto XVI ha llamado a la penitencia y ha prometido que la iglesia tomará acciones para proteger a los niños y llevar a los sacerdotes abusivos a la justicia.

El pontífice inicia su visita a Portugal con una misa al aire libre el martes para 80.000 feligreses, en una plaza del siglo XVI en Lisboa

Fuente: El Comercio

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top