banner


En la actualidad, después de venir funcionando bien desde el 2004 (salvo el problema del riesgo de desabastecimiento del 2008), ya se han vuelto recurrentes sonados reclamos acerca de una enorme demanda interna insatisfecha de gas natural, según los cuales, dado el nivel certificado de reservas actual, existe un dilema entre atender el mercado local o exportar.

Este reclamo no tuvo en el Gobierno el eco que esperaban quienes defienden esta posición, al menos por ahora. El propio presidente Alan García (*Gestión* 13.05.10) informó que el Consejo de Ministros no aprobó la propuesta de declarar en emergencia el abastecimiento interno de gas natural, porque no hay tal necesidad.

Ayer el ministro del sector, Pedro Sánchez, sustentó ante la prensa esa posición pero, además, afirmó que el objetivo del Gobierno es que las reservas del lote 88 no se destinen a la exportación, que estas sean solo para el mercado interno y que para ello se tiene un plan de acción en marcha que culminará en el 2012, con la inversión de más de US$ 1,900 millones, además de otras acciones.

Por otra parte, Sánchez responsabilizó al consorcio Camisea por no atender la demanda interna insatisfecha ya que esta no alcanza ni siquiera 60 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD), según mostró la última subasta realizada, volumen con el que se cuenta para atenderla.

Otro de los temas que destacó ayer el titular de Energía y Minas (MEM), fue el de los precios del gas natural en el mercado interno, al recordar que estos estarían más caros si no fuera por lo hecho por este gobierno. Pero, vayamos por partes.

Solo para nosotros

En lo que se refiere a las reservas de gas del lote 88 y al destino de estas exclusivamente para el mercado interno, esta idea ya estaba implícita en el plan de acción entre el Estado y el consorcio Camisea para evitar el desabastecimiento interno de gas, acordado a fines de agosto del año pasado. Sin embargo, ahora el ministro fue explícito.

Tras mostrar por enésima vez las cifras de Camisea estimadas por la consultora Gaffney, Cline & Associates (GCA), el año pasado, el ministro reiteró que las ‘Reservas de Gas Recuperable’ ascienden a 13 trillones de pies cúbicos –TCF- (10.34 en el lote 88 y 2.66 en e lote 56 que es el destinado a la exportación) y no sólo a los 8.8 TCF que certificó GCL.

Sin embargo, como ya se había dicho en agosto del año pasado, el problema era (y todavía es) la insuficiente capacidad del transporte y producción, por lo que se acordó un plan de acción que involucra US$ 1,905 millones de inversión, que estará concluido en el primer cuatrimestre del 2012.

Además se acordó incorporar 2 TCF de un nuevo lote, el 57 (cuyo operador es Repsol), a razón de 155 MMPC, y 80 MMPCD adicionales del Lote 88 para abastecer al mercado interno, ambas el 2,012, en cuanto opere la ampliación de Malvinas y del transporte.

Si bien también ya se había acordado que durante los primeros cinco años, desde el inicio del proyecto de exportación de Perú LNG, no utilizará gas natural del lote 88, ayer el ministro fue más allá. Aseguró que la idea tras la incorporación del lote 57 para el mercado interno, y los trabajos exploratorios adicionales en el mismo lote 56, es que nunca se tome gas del lote 88 (que es para el mercado interno regulado), para la exportación.

De ahí que, por ejemplo, el LNG que se empezará a exportar en junio próximo proviene totalmente del lote 56. Sánchez sostuvo que este lote por sí solo alcanza para atender por 8 años (de los 18.5 años contratados) la demanda externa (Manzanillo)

Demanda Insatisfecha

El ministro Sánchez minimizó la llamada ‘demanda insatisfecha’ interna que se dice existe (según algunos llegaría a 6 TCF). Refirió que en la última licitación de gas natural convocada por el consorcio Camisea (por 80 MMPCD), la demanda del total de postores interesados fue cerca de 140 MMPCD.

Sin embargo, sólo se adjudicó a los dos primeros. Entre otras razones, según destacó el ministro, porque en este tipo de adjudicaciones suele haber la exigencia de contratos ´Take or Pay´ (si no consumes, igual lo pagas) al 80%, y garantías (fianzas), lo cual no habría convenido a varios de los interesados.

Otro tema es que, según Sánchez, los postores no cumplían con la exigencia del Estado que en caso de ser plantas de generación estas deben ser de ciclo combinado y no de ciclo simple (como ha venido abundando hasta ahora).

Además, de esta licitación la demanda insatisfecha llegó a solo 58 MMPCD, de los cuales la de los industrial es pequeña. “Me preocuparía si la demanda insatisfecha de gas del sector industrial fuera 50 TCF”, dijo.

Fuente: Gestion

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top