banner



Dos jovencitas de las provincias altas del Cusco, quienes fueron captadas con engaños para trabajar en la ciudad de Juliaca Puno, sometidas al abuso físico, explotación laboral que hasta fueron ofrecidas sexualmente, lograron escapar este fin de semana de sus captores (Imagen: Blog trata de personas en el Peru)

Las víctimas Gladis (18) y Zoraida (19) proceden de las provincias de Canas y Acomayo fueron contactadas hace 4 y 3 años respectivamente, para supuestamente trabajar como ayudantes de un restaurante, terminaron siendo explotadas y privadas de su libertad.

Según sus testimonios, aunque ambas trabajaban en locales distintos, tenían la obligación de cocinar, lavar, preparar y atender, desde las 6:00 am hasta las 10:00 pm y 11:00pm.

“cada vez que se terminaba el mes, pedía mi pago pero solo me daba propinas entre un sol y cinco soles nada mas, para comprarme champú y detergente para lavarme”. Narró Gladis a Sicuani Noticias, mientras que Zoraida dijo que “la señora me encerraba en la cocina con hombres diciéndoles que me agarren nomás”.

Ambas jovencitas cansadas de los constantes abusos optaron escapar por el techo del restaurante, y gracias la sensibilidad de un transportista las trajo hasta la ciudad de Sicuani.

La Vicaria de Solidaridad de la Prelatura de Sicuani tomo el caso mediante la Dra. Roxana Vargas y a petición de ellas mismas decidieron contar sus testimonios en las radioemisoras a fin de hacer el llamado a sus familiares.

La Dra. Vargas informó que la Fiscalía en aplicación del Nuevo Código Procesal Penal, deberá disponer la investigación inmediata y dar con los responsables, mientras que las señoritas serán sometidas a un tratamiento psicológico y entregadas sus parientes.

Entre tanto, autoridades y población se pronunciaron en contra de esta nueva historia de explotación laboral y sexual de menores así como la trata de personas que se vienen registrando en provincias altas.

La abogada Ruth Luque directora de la Vicaria de Solidadaridad, señaló que tanto la Provincia de Canchis y Chumbivilcas están consideradas como lugares de captación de adolescentes, para llevarlas a centros mineros artesanales de Puno y Madre de Dios.

En el Cusco, la mayoría de los jóvenes son captados en las puertas de los colegios y en los centros de publicación de avisos de trabajo, donde se les hace una oferta poco despreciable y se les pide que no comenten nada.

Muchas veces los captores utilizan “las propias emisoras de la localidad con sugestivos avisos ofreciendo trabajo fácil e inmediato, trato familiar y sueldos sobre los mil soles”, según denuncio la Gobernadora del distrito de Layo Canas.

Según Dolores Cortés, oficial de proyectos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) "La trata es el proceso en el que se contacta a personas, se les ofrece una oportunidad laboral” dijo.

“se les recluta y se les traslada para que después realicen actividades contra su voluntad, es un crimen que está sancionado según el Código Penal con hasta 25 años de privación de libertad en su modalidad más agravada" afirmó.


Julio Quispe Medrano

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top