banner


El jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete Victoria, estimó que al cierre del presente año alrededor de 150,000 turistas nacionales y extranjeros habrán visitado el santuario de Machu Picchu haciendo uso del Camino Inca, travesía que dura cuatro días y tres noches.

Señaló que cada día ingresan 500 visitantes por dicha vía alternativa, cifra similar a la registrada en 2009, con la diferencia de que ese año no hubo los fenómenos meteorológicos (lluvias, desbordes e inundaciones) registrados en enero pasado.

“En enero los turistas ingresaron casi todo el mes; en febrero, como todos los años, el Camino Inca se cierra para el mantenimiento y este año se cerró -además- durante marzo por las lluvias que se prolongaron, y recién se reabrió el 1 de abril.”

El antropólogo indicó que la cifra anual de visitantes se estandariza.

Aseguró que la ruta, que se inicia en la comunidad de Piscacucho, en el kilómetro 82 de la vía ferrea Ollantaytambo-Machu Picchu Pueblo, está en perfectas condiciones y muestra 17 atractivos arqueológicos que son la antesala para la admiración de Machu Picchu. Cada uno de los parajes cuenta con diversidad de climas al estar entre sierra y ceja de selva.

Detalló que en el recorrido, preferido por jóvenes norteamericanos, se aprecian los parques de Sala Punku, Q’anabamba, Willkarakay, Q’entimarka, Patahuasi, Runkuraqay, Sayaqmarca, Qonchamarca, Phuyupatamarka, Yuncapata, Wiñaywayna, Intipunku, Choquesuysuy, Chachabamba, Waynaq’ente, Torontoy y Qorihuayrachina, ubicadas entre 2,472 y 4,201 metros sobre el nivel del mar.

A lo largo del camino, que se transita desde las 05:30 horas hasta las 19:00 horas, porteadores trasladan las cargas de los turistas. Hay personal dedicado al control y la vigilancia, comuneros que ofrecen alimentación y servicios higiénicos.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top