banner


Violencia durante el paro macrorregional contra la exportación de gas. Se pretendió tomar las instalaciones de la planta de bombeo PS2.

El distrito de Echarate, en la provincia de La Convención, fue declarado en emergencia por el Ejecutivo, a raíz de varios actos de violencia registrados por el paro indefinido macrorregional sur contra la exportación del gas de Camisea.

Los manifestantes provocaron la ruptura de una de las fibras ópticas del sistema de monitoreo de la Transportadora de Gas del Perú (TGP). Asimismo, pretendieron tomar las instalaciones de la planta de bombeo PS2 a cargo de la TGP.

La medida rige desde hoy y por 60 días, según decreto supremo publicado en el Diario Oficial El Peruano, con lo cual se suspenden las garantías constitucionales y los derechos civiles.

Por su parte, el alcalde de La Convención, Marco Chalco, declaró que esta decisión agravaría la situación. “La protesta continuará pues los dirigentes han anunciado que radicalizarán su medida”, dijo.

En tanto, cientos de pobladores, en Quillabamba, retuvieron al gobernador de La Convención, Óscar Rodríguez, exigiéndole que marche con ellos portando una bandera del Perú como muestra de adhesión a su protesta. Horas más tarde fue liberado.

Peru 21

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top