banner


(Clic sobre la imagen para ampliar)
Aquilino Condori Zapata, Gobernador de la Provincia de Canchis, fue avistado el 26 de agosto de 2020, libando licor en pleno horario de trabajo en un céntrico local de Sicuani.

La autoridad política lejos de velar contra los ilegales locales de expendio del pernicioso alcohol se encontraba rindiendo culto al dios baco, en extrañas conversaciones con Juan Limpe Romero, candidato a la alcaldía de la provincia de Canchis por el Partido Aprista Peruano, además de otros dos acompañantes.

La población de Sicuani al enterarse de la pésima conducta del representante del presidente Alan García, solicitaron el inmediato cambio por la irregular conducta que refleja a la sociedad, más tratándose de ser maestro.

Si bién las gobernaciones es una de las instituciones coloniales perviven hasta hoy en la estructura del estado y precisamente una de las funciones del Gobernador según el artículo 17 inciso d, del Decreto Supremo Nº 004-2005-IN es:

“Coordinar y participar en el ámbito de su competencia con las autoridades pertinentes la realización de campañas y operativos destinadas a prevenir y controlar actos que atenten contra la moral, las buenas costumbres, la higiene y salubridad, y aquellos actos que contravengan las leyes del Estado”.

El alcoholismo en Sicuani y provincias altas del Cusco es un problema concurrente y el control así como la prevención de este flagelo y actos que atenten contra las buenas costumbres pasa por la acción de gobernatura para erradicarla.

Entre tanto en el despacho de la gobernación ubicada en el Jirón Pumacahua, había varias personas que esperaban impacientes el arribo de la autoridad para la atención de sus casos de incumbencia del representante político, a quienes los dejo desairados.

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top