banner



El Gobierno y Repsol llegaron a un acuerdo para que el precio del balón de gas en toda La Convención y el Cusco sea el mismo que en Lima, anunció el primer ministro

Con la suspensión del paro indefinido contra la exportación del gas de Camisea en los centros poblados de Kiteni y Kepashiato , ubicados en el distrito de Echarate, provincia de La Convención, el suministro de gas para el país no corre peligro.

Así lo aseguró el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, en una conferencia de prensa tras se reunión con el presidente de la Conferencia Episcopal, Miguel Cabrejos, y la defensora del Pueblo, Beatriz Merino, para evaluar los tres puntos de la agenda del Comité de Lucha de la provincia cusqueña de La Convención.

“Al haberme hecho llegar ambos alcaldes este documento, podemos decirle al país que tenemos la tranquilidad de que no está en peligro el suministro de gas y que el día lunes con tranquilidad, podremos ir a Kiteni a poder conversar con las autoridades”, manifestó el Primer Ministro, quien agradeció el gesto de las autoridades locales.

En tanto, refiriéndose a uno de los pedidos de los huelguistas, Velásquez Quesquén informó que el Gobierno y Repsol acordaron que a partir de mañana el precio del balón de gas en La Convención y todo Cusco será el mismo que en Lima.

Defensoria e Iglesia tendrán rol activo

En la reunión se acordó que Monseñor Cabrejos viaje mañana a Quillabamba para mediar entre el Gobierno y los huelguistas, con los que se reunirá para exhortarles deponer la medida, mientras que la Defensoría del Pueblo y sus funcionarios serán garantes para la construcción de la Mesa de Diálogo.

El funcionario anunció además que apoyado por la Iglesia y Cáritas, el Ministerio de la Mujer entregará alimentos y ayuda humanitaria a partir de mañana en Quillabamba, en donde hay desabastecimiento de alimentos.

El Comercio

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top