banner


Ochenta alumnos de la provincia de Anta juramentaron como fiscales escolares y en mérito a ello se encargarán de recibir las denuncias de sus compañeros sobre violencia familiar y abuso sexual, y de comunicar los casos que merezcan la intervención del Ministerio Público, informó la fiscal provincial adjunta Ericka Olave Luza.

La magistrada precisó que los nuevos fiscales escolares se suman a los cerca de 500 que existen en las provincias de Urubamba, Calca, Anta, Cusco, Espinar, Paruro y Canchis.

Los nuevos representantes de las juntas de estudiantes representan a las instituciones educativas Sagrado Corazón de Jesús, Virgen del Carmen, Santa Rosa, La Naval, Illary y Agustín Gamarra. También juramentaron miembros de las instituciones José Carlos Mariátegui y Ramón Castilla de los distritos de Cachimayo y Pucyura, respectivamente.

“En Anta existen muchos otros colegios y lo que busca el Ministerio Público es que durante los próximos años, y con la colaboración de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL), se pueda implementar este programa en todos los centros educativos públicos y privados de la provincia”, señaló fiscal.

Este programa, que se desarrolla a nivel nacional, tiene como propósito involucrar a los fiscales escolares en la identificación de los problemas que tienen mayor incidencia en sus centros educativos y que pueden extenderse a su entorno familiar y social, a fin de determinar posibles causas y proponer alternativas de solución, puntualizó.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top