banner


Sin embargo, autoridades cusqueñas pedirán que se amplíe estado de emergencia a fin de realizar trabajos de prevención en las partes altas de dicha provincia

Los comercios vuelven a abrir y la circulación de vehículos se normaliza en la avenida principal de la ciudad de Urubamba, Ramón Castilla, gracias al recojo del lodo que dejó el huaico producido el lunes pasado debido al desborde del río Tullumayo.

La corresponsal de El Comercio en el Cusco, Roxabel Ramón, señaló que las lluvias han cesado; pero dio cuenta de una preocupación en parte de la población. Ellos temen que se deslice parte del nevado Chicón sobre la laguna Pucacocha, provocando que esta se desembalse y provoque otro aluvión.

“El jefe de Indeci Cusco, Randolfo Anci, está reclamando desde el lunes que se haga un sobrevuelo al nevado Chicón para descartar algún desembalse de la laguna Pucacocha”, indicó.

Al respecto, adelantó que el presidente regional del Cusco, Hugo Gonzáles, se reunirá mañana con el titular de la PCM, José Antonio Chang, para que dé la autorización respectiva y un avión de la FAP sobrevuele la zona.

PIDEN AMPLIAR ESTADO DE EMERGENCIA
Aunque la situación en la ciudad se está controlando, aún existen familias afectadas por las lluvias en las partes altas de la provincia cusqueña de Urubamba. Por ello, la región Cusco solicitará al Ejecutivo la ampliación de la declaratoria de emergencia a fin de realizar trabajos de prevención.

“En las zonas altas está el mayor problema, por lo que estamos preparando los perfiles de proyectos de inversión para trabajos como defensas ribereñas, encauzamiento y limpieza del río”, indicó a Andina el director de Defensa Nacional en Cusco, Luis Ballón, refiriéndose a los sectores como Yanacona y Chichubamba.

Ballón añadió que la declaratoria de emergencia, que vence el 9 de noviembre, también incluirá a las provincias de Calca, Cusco y Anta.

Con Informacion del El Comercio

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top