banner



Eudocia Puma Cjaña, tiene 12 años actualmente está postrada en cama, y está atravesando por un momento muy difícil, a su corta edad, adquirió una enfermedad que hasta el momento la ciencia de la salud no puede ayudarla.

A pesar de haberla internado al Centro de Salud de la Provincia de Espinar, a la fecha no se ha podido detectar las causas del tumor a la altura de la rodilla derecha, por ello los padres de la niña solicitan apoyo de las entidades de gobierno y de personas de buen corazón para lograr la atención que requiere la menor.

La magnitud del tumor impide que la niña pueda caminar y trasladarse de un lugar a otro es de mucha dificultad, ha tenido que dejar de estudiar, en la Institución educativa Inmaculada Concepción de Espinar donde cursa el 6to grado de primaria; la situación se complica aún más por que los padres de la niña son de escasos recursos económicos.

De acuerdo a la información obtenida la menor se halla asegurada en el SIS pero se requiere de la voluntad de las autoridades del sector Salud del Cusco, del propio Gobierno Regional para que pueda tener la atención que requiere.

No puede haber indolencia frente al sufrimiento de una niña. Lamentablemente la falta de identificación con la vida humana de parte del personal del centro de Salud de Espinar impide que la pequeña Eudocia tenga la atención que se necesita.

Su padre Honorato Puma Pauccara y su madre Angela Cjaña Ojeda, no saben a quién recurrir, se han comunicado con El Diario, para lograr que las entidades llamadas a acudir en este tipo de hechos asuman la responsabilidad que tiene con la sociedad.


Fuente: El Diario del Cusco

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top