banner


Cobarde ataque.

Un pelotón narcoterrorista sorprendió y asesinó salvajemente a tres integrantes de una patrulla de la Policía Nacional de la localidad de Kiteni, ubicada en el territorio de los valles de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Producto del brutal ataque, el comisario de Kiteni (Echarate), mayor José Luis Miranda Quispe, y los técnicos PNP Hugo Llamoja Quispe y Nilser Zelada López, quien conducía la unidad policial, perdieron la vida de forma instantánea.

De acuerdo a información revelada por la comisaría de Kiteni, los efectivos retornaban de resguardar una diligencia judicial de levantamiento de un cadáver en el sector de Postaquiato, por la carretera Quillabamba Kepashiato- VRAE, en la provincia cusqueña de La Convención.

Este hecho de sangre sucede al día siguiente de la caída, en la localidad de Aucayacu, provincia José Crespo y Castillo, región Huánuco, de Mario Antonio Sifuentes Sandoval, (a) camarada "Sergio", considerado el último lugarteniente del camarada Florindo Flores Hala (a) "Artemio".

Se afirma que los presuntos autores del ataque en Kepashiato son los narcoterroristas de la columna del camarada "Gabriel", Martín Quispe Palomino, hermano menor del cabecilla terrorista del VRAE, camarada "José" (Víctor Quispe Palomino), quien domina buena parte de las rutas de la droga en la conflictiva zona.

RESPUESTA POLICIAL. "Hemos tomado conocimiento, que el comisario (Luis Miranda Quispe) junto a otros dos suboficiales retornaban a su sede, luego de efectuar un levantamiento de cadáver, cuando fueron emboscados por la columna subversiva. Esta mañana -ayer- hemos enviado a la zona a 40 efectivos a fin de que se capture a los asesinos", manifestó el director general de la Policía, Raúl Becerra, mientras se dirigía a la prensa en la ciudad de Lima.

Según los campesinos de la zona, -subrayó- los efectivos policiales fueron atacados con armas de largo alcance y, por medidas de seguridad, se ha cerrado la vía, tanto es así que solo se da pase a vehículos oficiales, a fin de agilizar el peinado de la zona.

El general indicó que el ataque se habría producido aproximadamente a las 5.00 de la tarde, y solo se pudo llegar hasta la zona, con la intención de auxiliar a los caídos, una hora después debido a la posibilidad de que se registrase un segundo ataque.

El lugar donde se produjo el ataque es considerado como paso del narcotráfico, debido a que los "mochileros" (jóvenes que trasladan droga por caminos de herradura) se dirigen desde el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) hacia el Cusco para luego trasladar la droga hasta la frontera Boliviana.


El Correo

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top