banner


El diario El Comercio entrevistó al empresario cuzqueño Maximo San Roman,candidato a la vice presidencia, por la lista de Pedro Pablo Kczinsky esta semana, el cual reproducimos a continuacion.

Nació en Quispicanchi, Cusco, y hoy es un empresario de gran éxito. Integra la Alianza por el Gran Cambio y aspira a ganar en primera vuelta

En la Alianza por el Gran Cambio (AGC), la candidatura a la primera vicepresidencia le correspondía al PPC. ¿Usted exigió ese puesto para participar?
Efectivamente, yo exigí, como condición para participar y reforzar esta alianza, que el cargo que ocupara fuera el de primer vicepresidente.

¿No es un poco de vanidad política?
No, es de respeto, también de identidad y de dignidad. Yo he sido presidente de la República, primer vicepresidente, presidente del Congreso, candidato a la presidencia con el único propósito de hacerle perder la mayoría en el Parlamento a Fujimori. No podía aceptar un cargo menor. Además, conozco el aporte que puedo dar, soy mucho más ejecutivo que legislativo. Pedro Pablo (Kuczynski) es una persona extraordinaria, yo ya lo había tratado antes. Cuando Toledo se aumentó el sueldo de presidente yo le dije: “Pedro Pablo, tienes que hacer algo, es una bomba de tiempo que te va a reventar en la cara, porque con una pobreza galopante es muy peligroso”. Estábamos en Palacio de Gobierno y él me contestó: “Dícelo por favor, no me escucha Toledo”.

¿Y se lo dijo?
No logré hablar con él, estaba muy sobrado. A pesar de que hicimos la campaña juntos, fui el vocero de los partidos democráticos cuando la dictadura tenía todos los medios a su favor.

¿Basado en qué negociación integra la plancha de Alianza por el Gran Cambio?
Basado en programas. Creo que tengo una tarea inconclusa porque me siento un poco el artífice de haber puesto las primeras piedras en este nuevo proceso de gran cambio que vive el Perú. Recuerde que salimos del primer gobierno aprista, que fue desastroso. No teníamos mayoría ni experiencia en el Congreso y yo lo presidía. Instauré por primera vez en el Perú la Junta de Portavoces y le dimos facultades al Ejecutivo para legislar en materia tributaria. Ahí se dan las más importantes leyes que permitieron la modernización del Estado. Claro, duró solo 18 meses.

¿En esta plancha electoral, llamada el sancochado, usted qué rol ocupa?, ¿es la carne, el poro, la zanahoria?...
El sancochado es una representación simbólica de las culturas en nuestro país, desde las prehispánicas, la colonial, la española. Yo soy el olluquito cusqueño (ríe)…

Pero qué afinidad programática tiene con Acuña, con Simon, con el PPC.
César Acuña es un peruano del Perú profundo, de Chota, cajamarquino. Hemos conversado sobre la problemática del país, inclusive con la posibilidad de tener una plancha propia para este proceso y para el regional pasado. No nos aliamos porque él estaba muy preocupado en la reelección en la alcaldía de Trujillo. Con Yehude somos padrinos de la primera promoción de abogados y ciencias políticas de San Marcos. Hemos podido conversar y discrepar también. Nos une la preocupación por la gente más humilde y la necesidad de darle a nuestro pueblo oportunidades para desarrollarse. Todos creemos que la educación es fundamental.

¿Y con el PPC?
Con el PPC siempre hemos tenido mucho contacto para desarrollar una lucha intensa por la recuperación de la democracia.

Está de moda saber cómo se definen ¿son de derecha, centroderecha, centroizquierda?
Tenemos que ubicarnos en el centro socialdemócrata, donde podamos incorporar a todos los protagonistas de nuestro Perú. Es mi opinión, aunque aún no ha habido una definición real.

¿Coincide con los 25 puntos expuestos por PPK en su libro “Perú, ahora o nunca”?
Yo creo que es lo que nos ha hecho coincidir a todos y a todo el pueblo peruano. No solo está el diagnóstico de los problemas sino también la alternativa de solución y cómo se va a hacer. Por eso nuestra convocatoria es Únete al Gran Cambio.

En su prólogo, PPK indica que no abunda en el tema de energía y de la industria porque ya cuentan con políticas público privadas de relativo éxito. ¿Ud. está a favor o en contra de la exportación de nuestro gas?
Mi opinión es que podemos exportar pero con valor agregado, transformado.

Pero en el gobierno de Toledo se permitió la exportación del lote 88, hoy prohibida.
Hay que ver las circunstancias. La Shell no quería hacer un ducto, no le convenía económicamente. En ese momento, había dificultades para la petroquímica. Bajo la presión de los cusqueños se ha logrado instalar una planta de fraccionamiento…

¿Está de acuerdo o no?
Los lotes 88 y 56 tienen que ser intangibles, como se estipuló en el gobierno de Paniagua. Que se haya exportado es responsabilidad de los gobiernos de Toledo y García.

Pero PPK estuvo en el gobierno de Toledo.
No sé si estaba en esa etapa o fue Javier Silva Ruete.

¿La Alianza por el Gran Cambio ha discutido este tema?
No, porque es un tema donde hay opiniones diferentes. Lo que hemos aceptado en la propuesta de PPK son los temas coincidentes. Las diferencias tenemos que dejarlas de lado, no podemos vivir de estas. Si no, no vamos a avanzar. Cierto que es un tema fundamental, por eso creo que la exportación debe ser con valor agregado. No como ahora. Ecuador y Chile tienen plantas petroquímicas, ¿por qué no nosotros?

Entonces usted está más cerca del nacionalismo.
De ninguna manera. ¿Quién no es nacionalista? Todos los que queremos a nuestro país lo somos. No creo en la nacionalización de los recursos naturales, hay que invitar a la inversión privada nacional y extranjera al país.

¿Es un tema que debatirán en la alianza?
Tiene que haber una discusión en el grupo dirigencial de la alianza.

¿Y qué piensa cuando escucha de algunos que PPK es un ‘lobbista’ y amigo de las transnacionales?
Que no lo conocen. Pedro Pablo es una de las personas que más conoce el Perú y además está trabajando desde hace un buen tiempo en un tema vital: el agua. En Cajamarca, Huaraz, Arequipa, en los lugares más remotos. A quien hizo esa acusación injusta, su partido, Perú Posible, lo obligó a rectificarse. Pedro Pablo tiene grandes contactos en el mundo globalizado por los altos cargos que ha desempeñado. Es un factor positivo que nos abrirá las puertas, lo conocen como una persona seria y valiosa. ¿Sabe que ha tenido propuestas para ser presidente del BID? Pero él quiere servir a su tierra. Es muy importante esa vocación que tiene por el Perú.

Si Toledo lo hubiese llamado…
Pero no lo hizo, no podemos especular al respecto. Él valora a Toledo, conoce y valora sus fortalezas y sabe sus debilidades.

¿Para usted, cuáles son las debilidades de Toledo?
Habla mucho y su trayectoria no demuestra que haya hecho lo suficiente.

Usted dijo que era un “cholo falso”. ¿Por qué?
Cuando vino de EE.UU. hablaba como gringo. Cuando Máximo San Román se enorgullece de ser cholo, él toma esa postura. Incluso discutimos en broma quién era el verdadero cholo. Eso se deslindó rápidamente y se concluyó que él no era un cholo auténtico. Toledo tiene ofrecimientos muy demagógicos. En los lugares que visitó firmó compromisos con el pueblo que luego no pudo cumplir.

¿Por qué cree que tiene tan buena aceptación en las encuestas?
Porque los candidatos aún no han salido. Nosotros acabamos de presentar nuestra plancha…

Han crecido, pero están en 5% de intención de voto nacional.
Vamos a llegar a la segunda vuelta. La prensa ya nos ha calificado como la plancha más responsable y seria. Mi aspiración es que ganemos en primera vuelta.

¿Es una broma?
Podemos lograrlo. Hay una avalancha de llamadas en todas las zonas del Perú que han encontrado en la propuesta de Pedro Pablo y su plancha una luz de esperanza. Nosotros hemos mandado a hacer una encuesta privada en la zona de San Juan de Lurigancho y tenemos más del 10% de aceptación. En el Facebook todos apoyan, nadie está en contra.

¿Qué piensa de la candidatura de Luis Castañeda y de su plancha, donde va la ex esposa de César Acuña?
Creo que la soberbia le ha ganado a Castañeda, pudo concretar buenas alianzas. Llegó a la alcaldía gracias al PPC, pero luego lo dejó de lado. Esa no es una buena señal de lealtad para mí. Habrán hecho su análisis y han concretado su plancha. Lo que ha aclarado César Acuña es que hace tres años que está separado de la señora. Ella tiene derecho a participar pero creo que no es correcto usar el apellido de su ex esposo. Seguro lo hace porque quien tiene la popularidad en el norte es César Acuña. Tal vez es una forma de represalia de Castañeda porque Acuña no le aceptó ir sin su logo. Estoy especulando, claro está.

¿Le sorprende el 19% en las encuestas de Keiko Fujimori?
Ella es una chica carismática pero no tiene ninguna experiencia de gestión, de administración. Ella ha convalidado todos los actos de su padre, y lo apoyó en su segunda reelección. No veo un deslinde con el fujimorismo anterior. Montesinos le ha mandado un mensaje desde la cárcel, no sé qué significa el decir que “se aburría cuando cumplía con los encargos de su papi en Boston”. Keiko debe estar preocupada. A Yoshiyama también le ha contestado Montesinos sobre por qué rompió con Vladimiro en 1995. Que se sepa, Yoshiyama estuvo muy cerca de Hurtado Miller en su candidatura municipal.

¿Cree que Fujimori es quien conduce la campaña de su hija desde prisión?
Creo que sí. Es el asesor y el espíritu del movimiento fujimorista. Obviamente, Keiko no lo va a hacer público.π

¿Ud. conversó con Toledo antes de ir con PPK?
Me dijeron que antes de conversar con Toledo debería hablar con Carlos Bruce, yo dije que si hablaba lo hacía con el dueño del circo. Con él había cosas por discutir, yo he elegido la fórmula más responsable. La que puede reducir la pobreza realmente…

Es lo que propone la candidata Mercedes Aráoz.
El APRA ya ha tenido dos períodos de gobierno y el tiempo suficiente para hacerlo. Ciertamente que ha mejorado la situación económico, pero quien puso el piloto automático fue Pedro Pablo. Es una chica extraordinaria pero su postulación es complicada porque tanta denuncia de corrupción en este gobierno la afecta tremendamente y debilitan sus posibilidades. No le veo ninguna.

Su movimiento regional es el PAN, ¿participa en esta alianza?
No lo permite la ley electoral, voy a título individual como invitado.

¿Cuántos candidatos al Parlamento le corresponden?
Me piden que participe encabezando la lista parlamentaria del Cusco. Si es estrictamente necesario, si no permite fortalecernos, lo voy a hacer. Si encuentro un soporte ideal en el Cusco yo daré un paso al costado. No quiero ser acaparador de puestos.

¿Lourdes Flores debería ir en la lista por Lima?
Sería extraordinario, pero ella tendrá que evaluarlo. Me encantaría que fuera nuestra presidenta del Congreso, porque tendremos mayoría.

¿Quién llevó al general Edwin Donayre a la alianza? ¿Permanecerá en ella?
Nadie lo lleva, PPK ha convocado a todos los peruanos y uno de los entusiastas ha sido Donayre. Es una persona reconocida y PPK –como demócrata- tuvo a bien tenerlo ahí. Su presentación en Arequipa y Cuzco no ha sido afortunada, tuvo un enfrentamiento con la prensa y ha sido objeto de denuncias por corrupción.

En Cuzco les dijo a los periodistas ladrones de gallina en quechua ¿es un insulto fuerte?
En el Cuzco sí, pero en Ayacucho es un halago, quiere decir robacorazones, es un piropo para los ayacuchanos. Pienso que es necesario que el general Donayre esclarezca las denuncias que tiene antes de participar porque si el río suena es porque piedras trae. Con PPK se ha analizado y se ha quedado en que aclare su situación.

¿Devolverá su pasaporte gringo PPK?
Claro, el es un peruano auténtico. Está en el trámite burocrático en EE.UU. Nuestra propuesta es la mejor. Yo voy a participar activamente en el tema de la educación tecnológica, práctica. Podemos rescatar los maquicentros del polvo y que sirvan para la formación educacional. PPK nos ha garantizado que los dos vicepresidentes vamos a participar en las sesiones del consejo de ministros.

El Comercio

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top