banner


En los próximos días, como un presente por el Año Nuevo, los cusqueños recibirán una larga lista de candidatos al Congreso de la República que presentarán los partidos que competirán en las próximas elecciones. Estos últimos días, las zancadillas y los codazos están a la orden del día porque la famosa votación preferencial, lejos de consolidar a los partidos y los grupos de candidatos, lo que hace es distanciarlos e incluso competir con malas artes, con tal de sacar de juego al compañero de la lista.

Considerando que el nacionalismo ganó las elecciones regionales, muchos han llegado al partidor de esta organización, buscan subirse al carro ganador y beneficiarse, de ahí que existan a su interior cerca de una quincena de precandidatos, tanto militantes como invitados.

Por el nacionalismo. Así, Víctor Mayorga Miranda e Hilaria Supa pretenden la reelección; María Sumire salió de la carrera porque su cuñada, Rosa Conde Sumire, de Canchis, connotada nacionalista, ha pasado a ser invitada por el grupo de Castañeda.

Por los nacionalistas de última hora está Rubén Coa, que viene del extinto Partido Unificado Mariateguista; Hernán de La Torre, del grupo Apu; y en secreto a voces se habla de un último jale, la rectora de la Universidad Andina del Cusco, Gloria Charca, que de estar tentada en varios predios, habría tomado la decisión de participar con la casaquilla de Ollanta Humala; quien se queda con las ganas es David Ugarte por su deslucida performance en las últimas elecciones, y en su lugar ingresaría su consorte Luz Boluarte.

Otro sector que sin mucho aspaviento ha logrado articular una buena lista es el de Pedro Pablo Kuczynski, de la Alianza para el Gran Cambio, teniendo a Máximo San Román a la cabeza, seguido por el ex aprista Tino Santander. Se habla también del regreso a este frente de Alipio Ramos Villares por parte de los evangélicos de Renovación Nacional, aunque este último deshoja margaritas con Solidaridad Nacional; por el lado femenino estará Roxana Huarcaya del PPC.

Perú Posible. La chakana está en ardua disputa interna, Edwin Gonzales, ligado a Eliane Karp, es un bolo fijo para encabezar la lista de Perú Posible; siguen en el partidor Adolfo La Torre, de La Convención, y Marina Pacheco, por las huestes femeninas.

Se dice también que no quieren ver ni en pintura a Carlos Cuaresma, que apenas llegó al 3% en las elecciones anteriores, además de su proximidad al controvertido Fernando "Popy" Olivera del desaparecido Frente Independiente Moralizador. Se habla también en dicha lista de la incorporación del ex alcalde de Lamay Guido Álvarez, con buen desempeño electoral en Calca. Se espera, por otro lado, a Roberto Durand de Acción Popular y alguien de Somos Perú.

Fuerza 2011. En el fujimorismo Carlos Valencia ya hizo el piso en las elecciones regionales; están a la espera de algunos candidatos que serán, dicen, toda una sorpresa.

En Fuerza Social se habla de Wilbert Rozas, que pasa de Tierra y Libertad a la cancha susanista, y de Erasmo Aymituma, de la agrupación Autogobierno Ayllu, aliado regional de esta agrupación. Existe al interior de Fuerza Social la propuesta de Carlos Dargent, de La Convención, y Pancho Choqueneira, de Canchis.

Quienes se quedan en el partidor y con muchas ganas de ser candidatos, son Bernardo Dolmos, Adolfo Saloma, Valois Tapia y Admar Sicus, militantes de Patria Roja; pese a sus expulsiones mutuas y riñas de última hora, ninguno podrá participar en otra lista por no haber renunciado al padrón del MNI, la fachada legal de Patria Roja.

El Correo

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top