banner


Un tramo de 10 kilómetros de la carretera que va hacia Quillabamba, Kiteni y Kepashiato, en Cusco, continúa bloqueada, debido a las intensas y torrenciales lluvias que siguen afectando la zona.

El tránsito vehicular (transporte público, privado y de carga) está impedido para los ciudadanos provenientes de Huancavelica, Junín, Ayacucho y Apurímac, que deseaban conocer los vestigios de Machu Picchu y de la ciudad del Cusco.

Ellos tuvieron que retornar a sus ciudades de origen y tendrán que tomar la vía por Apurímac para llegar hasta Quillabamba y a la Ciudad Imperial.

Lamentablemente, el proceso de transferencia de los gobiernos locales no permite acometer la tarea de rehabilitar esta vía, pues los alcaldes están en la contratación de operadores para la maquinaria pesada que realizará los trabajos de rehabilitación.

Perú.com

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top