banner


La operación de destrucción de las dragas que operan ilegalmente en los ríos de Madre de Dios es para velar por la salud y el futuro del departamento de la selva central del Perú, manifestó el titular del Ministerio del Ambiente (Minam), Antonio Brack.

"El Perú no puede permitir que el departamento de Madre de Dios, que tiene un gran futuro con el ecoturismo, tenga un grupo informal (de mineros) que no pague impuestos, incurre en trata de menores y esclavitud. No pueden darse el lujo de destruir impunemente y dañar a la población. Esta operación es por la salud y el futuro de Madre de Dios", expresó.

Sostuvo, en consecuencia, que la destrucción dispuesta por el Gobierno es "porque no se puede permitir que destruya los ríos, los cauces y que todo el pescado de Madre de Dios esté con altísimos contenidos de mercurio".

"Tenemos los estudios del pescado que se vende en el mercado de Puerto Maldonado como el zúngaro, doncella, etc. que tienen hasta 300 por ciento más mercurio de lo permitido internacionalmente", indicó.

De acuerdo a las normas internacionales, está permitido hasta el 0.05 miligramos de mercurio por kilo de carne. El consumo excesivo del elemento químico provoca daños a nivel cerebral.

El ministro explicó, además, que la remoción del fondo de los ríos por las dragas impiden la reproducción de los peces y provocan el cambio del cauce de los ríos.

Precisó que para que una draga pueda operar requiere de 11 permisos y en este caso las embarcaciones no cuentan con ninguno.

Señaló que en Madre de Dios "hay 12 dragas grandes (hidráulicas) que pueden procesar centenares de toneladas de material al día. Se calcula que esas dragas cuestan más de 250 mil dólares, que ya no es ni minería pequeña ni artesanal. Hay varios centenares de otros tipos de draga como las gringas, carrancheras, etc. Vamos a limpiar todo".

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top