banner


Efectivos policiales del Departamento Antidrogas de Canchis detuvieron la madrugada del martes último a Nicolasa Mamani Quispe (22), quien había abandonado a su menor hijo en el hospital de Espinar. El menor se recuperaba de un abuso sexual.

La detención de la mala madre se registró en circunstancias que los agentes realizaban patrullaje de vigilancia y seguridad por las arterias céntricas de la ciudad, donde tomaron conocimiento por información confidencial que ella estaba al interior de un night club.

Ante esta situación los efectivos montaron el operativo e intervinieron a Mamani Quispe la misma que se encontraba implicada en supuesto delito de abandono de su menor hijo de iniciales M. Q. (10 meses) que habría sido presuntamente ultrajado.

La mujer al momento de la intervención se encontraba en la puerta del local nocturno llamado "Pecados", ubicado la calle Ciro Alegría de la Urb. Techo Obrero de la ciudad de Sicuani, quien se encontraba en aparente estado de ebriedad.

Detenida la fémina entró en llanto y reconoció ser la madre del menor de 10 meses.

El Correo

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top