banner


El derrame de gas licuado de petróleo, que se suscitó luego de un problema en el ducto que atraviesa las localidades de Kiteni y Kepashiato en la provincia cusqueña de La Convención, genera cada vez más malestar y preocupación en los vecinos de las zonas afectadas.

Es así que, el director regional de Energía y Minas, Merciano Basilio Pelaez citó que personal especializado se ha constituido en el lugar de los hechos, para tomar muestras de agua del río Magulane en el bajo Urubamba, espacio ecológico que ha sido señalado como el más perjudicado con el incidente.

Esta autoridad señaló que en un plazo de siete días se conocerán los resultados de las muestras que están siendo estudiadas en los laboratorios de la Dirección Regional de Salud.

"Se debe determinar la cantidad exacta de GLP que contiene cada litro de agua por segundo, solo así determinaremos si hubo o no contaminación", sostuvo Basilio Pelaéz.

El Correo

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top