banner


La música y danza del ayarachi de la provincia de Chumbivilcas, en Cusco, fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura, mediante una resolución publicada hoy en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano.

La disposición refiere que dicho reconocimiento obedece a su origen prehispánico, a su profundo contenido religioso y a su continuidad en el tiempo. También destaca la particularidad de su atuendo y al conjunto de sus características tradicionales que permanecen vigentes por el esfuerzo de sus pobladores.

“Están reconocidas como una de las músicas y danzas más representativas de la provincia de Chumbivilcas, y como parte significativa de las expresiones culturales de más arraigo y de notoria referencia identitaria para los pobladores locales”, señala el documento.

La danza del ayarachi es fúnebre, de características lúgubres y con alto contenido ceremonial. Es interpretada por un conjunto particular de ejecutantes de antaras o zampoñas.

La vestimenta tiene rasgos particulares como el uso de prendas del color natural de la lana, incluyendo el sombrero de lana de oveja y adornado con plumas cortas, teñidas con colores vivos, poncho usado como capa, camisa con diseño cuadriculado, pantalón, chaleco y casaca de bayeta y sandalias tradicionales.

El origen de la danza no está claramente determinado. Sin embargo, parece tener origen en danzas religiosas y fúnebres previas a la conquista española, en la que se hacía honor a la muerte de personajes importantes.

De otro lado, el Ministerio de Cultura declaró bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación al templo Santiago de Cochahuayco, ubicado en el distrito de Antioquia, en la provincia limeña de Huarochirí.

Se trata de un templo virreynal que tiene correspondencia con la tipología común de los templos de esa época en la zona de Huarochirí, dada la presencia de la única nave de tipo renacentista, con arco triunfal, torre exenta y gran simplicidad constructiva y tecnológica.

La disposición señala que es obligación de los propietarios, autoridades locales y regionales someter a la aprobación y supervisión del Ministerio de Cultura cualquier intervención a realizarse en el inmueble citado.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top