banner




ENERGIA NUCLEAR
Todo lo que entra en juego

Por: Melissa Lisbeth Cahuata Corrales
Abril - 2011

Ante los muchos pequeños accidentes nucleares ocultados y ante los desastres de escala internacional como la explosión en la central nuclear de Chernóbil en Ucrania, el 26 de abril de 1986 y ahora el 11 de marzo del 2011, el accidente de los reactores de la central de FUKUSHIMA en Japón; el mundo entero se quedó paralizado ante las consecuencias que puede generar el poder humano contra sí mismo, el futuro de la vida del hombre es incierto; sobre todo por el daño que nosotros hemos ocasionado al medio ambiente, en búsqueda de un desarrollo netamente económico, sin tener en cuenta la materia prima de base, la Tierra.

Los debates sobre la industria nuclear tras el accidente en Japón, estuvieron en primera plana de todos los medios de comunicación a nivel mundial, se analizó el tema desde diferentes puntos de vista. Un aspecto que llama la atención es sobre la falta de información en la población, sobre temas concretos tales como la energía nuclear, la contaminación que genera en el medio ambiente y las consecuencias en la salud de la personas.

El objetivo de este artículo es poder informarnos y analizar juntos de manera didáctica y comprensible sobre este tema de interés general.

LA ENERGIA NUCLEAR

“Una central nuclear es una central termoeléctrica en la que encontramos un reactor nuclear. La energía térmica se origina por las reacciones nucleares de fisión utilizando como materia prima el uranio que da lugar a un combustible nuclear. El calor generado en el combustible del reactor es transmitido después a un refrigerante para producir vapor de agua, que acciona el conjunto turbina-alternador, generando la energía eléctrica”. Una presentación didáctica sobre el funcionamiento de una central nuclear lo encuentra en la siguiente página web: http://www.inza.com/ainoa/nuclear2.swf

MAPA MUNDIAL DE CENTRALES NUCLEARES

En algunos países como Francia, el consumo energético es sobre todo producido por la energía nuclear. Según el mapa de la energía nuclear del Organismo Internacional de Energía Atómica, hasta la fecha (abril 2011) hay 442 reactores nucleares en el mundo, repartidos en 29 países y otras 65 plantas están actualmente en construcción.

Los Estados Unidos se encuentran a la cabeza con 104 reactores que equivale al casi 20% del consumo total, pero es Francia, el país con mayor dependencia de la energía nuclear con 58 reactores que cubren aproximadamente el 76% de las necesidades energéticas del país. Japón, posee 54 reactores actualmente operativos y dos en construcción. La planta nipona de Fukushima Daiichi, donde tres de los seis reactores resultaron dañados tras fallar el sistema de refrigeración, es una de las 25 más grandes del mundo. La energía nuclear en Japón cubre el 25% de la electricidad usada por el país asiático.

Por su parte España cuenta con 8 reactores, mientras que en América Latina, los países con plantas nucleares son Argentina (3 donde 1 en construcción), Brasil (2 y 1 en proceso de aprobación para su construcción) y México (2).

En este panorama mundial, desde 1988; el Instituto Peruano de Energía Nuclear (IPEN) en Perú posee un reactor nuclear que es utilizado netamente para la investigación. Aplicando la tecnología nuclear en áreas como la salud, medio ambiente, industria, hidrología, minería y desarrollo tecnológico.

EL DEBATE:

El debate radica en el hecho de que si bien, las ventajas de la energía nuclear son la no generación de CO2 (primera causa del calentamiento global) y el hasta ahora bajo precio del uranio; las desventajas parecen pesar más sobre la balanza: el recurso uranio es limitado; la construcción y el sistema de seguridad de la centrales nucleares requieren una inversión alta en tiempo y en dinero; los fuertes riesgos de accidentes como Chernóbil 1986 y Fukushima 2011, la susceptibilidad a ataques terroristas, ser fuentes de proliferación de armas nucleares y sobre todo, las consecuencias en la salud de las personas, animales y plantas debido a las fugas radioactivas, son un amenaza latente y letal.

De manera clara y directa, estar expuesto a radiaciones nucleares, en especial el yodo genera mutaciones en los genes que luego generan cáncer; el estroncio y el cesio se impregnan en los huesos y músculos por un mínimo de 30 años, que también aumentan el riesgo de generación de canceres y otras patologías. Además, la radiación altera la reproducción afectando en mayor grado a las mujeres que a los hombres.

La contaminación que sufre el medio ambiente, también es devastadora, a largo plazo la radiación se acumula en el suelo y en el mar y se incorpora en la cadena trófica de los animales y de las plantas. Este proceso se acumula pasando de un organismo a otro y va empeorando. En el accidente de Chernóbil se tuvieron que sacrificar miles de renos porque estaban absolutamente contaminados.

Esta polémica mundial es actualmente debatida en las altas instancias internacionales, mientras unos proponen la clausura definitiva de las centrales nucleares, otros lo ven como una alternativa ante el calentamiento global. Cada quien tiene su propia opinión pero si preguntáramos por la opinión de la Tierra como la principal víctima ¿Qué diría ella?...

Datos:

Un tercio de la electricidad que se produce en la Unión Europea procede de las centrales nucleares, lo que evita la emisión de 600 millones de toneladas de CO2 por año.

1 pastilla de uranio proporciona la misma energía que:
* 810 kilos de carbón
* 565 litros de petróleo
* 480 m3. cúbicos de gas natural

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top