banner


El pasaje Túpac Amaru y la plaza San Pedro del Centro Histórico de Cusco fueron escenario hoy de la feria “Hampi Rantikuy”, en la que más de 1,500 campesinos provenientes de diferentes provincias cusqueñas comercializaron hierbas con propiedades medicinales.

Así, los productos naturales como hojas, tallos, raíces y flores se vendieron desde las 5:00 horas en las arterías que habilitó la municipalidad provincial del Cusco.

Desde las provincias de La Convención, Paruro, Quispicanchi y de diversas comunidades de distritos cusqueños llegaron humildes madres para ofrecer sus productos.

Según las creencias de los cusqueños la feria, que se organiza por Semana Santa, constituye una tradición y costumbre andino y religiosa, debido a que desde las 00:00 horas hasta el mediodía del Viernes Santo, las plantas son bendecidas. Pasado este tiempo las hierbas se convierten en plantas comunes.

Las mujeres también vendieron flores como el ñucchu, aleluyas, margaritas, entre otras, las cuales tendrían propiedades para aliviar algunos males.

Otro grupo de campesinos también se trasladó hacia la calle Huáscar del distrito de Wanchaq y cerca al mercado de San Sebastián para ofrecer similares productos a la población.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top