banner


Condori Hancco, en manos de efectivos policiales.

El tercer juzgado Penal Transitorio de Canchis de acuerdo al Expediente N° 2007 – 137 condenó a tres años de pena privativa de la libertad y una indemnización de 10 mil nuevos soles al efectivo policial Cesar Salas Cerna implicado en el homicidio del menor Jhonathan Condori Hancco, muerte ocurrido tras el impacto de una bomba lacrimógena en la parte superior de su cabeza.

Como se recuerda el 29 de agosto del 2006 en la ciudad de Sicuani se generó una protesta social que termino con el enfrentamiento de los miembros de la Policía Nacional y la sociedad civil, hecho que dejó como saldo la muerte del inocente menor de edad Jhonatan Condori; la protesta social se generó tras el asesinato del estudiante universitario Lenin Mendoza Ticona ocurrido en la discoteca Sacras la noche anterior.

Es preciso señalar que este caso, inicialmente se intentó archivar,aplicando el D.L. 82 por el que se eximía de responsabilidad penal a los efectivos policiales que acían uso de la fuerza en contexto de conflicto social.

Tras un proceso largo que duro casi 5 años, por fin se dictó sentencia; sentencia que
merece ser observado; en cuanto a la reducción de pena a 3 años y la absolución
de los implicados causantes de los hechos.

El presente caso debe generar en las autoridades una reflexión profunda del uso de la fuerza y armamento en caso de protestas sociales.

No es posible que se atente la vida humana bajo el fundamento del restablecimiento de la paz y orden, las autoridades judiciales deben impartir justicia y así sancionar a quienes ordenaron o permitieron esta muerte.


Fuente: Vicaria de Solidaridad de la Prelatura de Sicuani.

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top