banner



El presidente regional de Puno Mauricio Rodríguez, señaló que las protestas sociales en la región Puno, han sido atizadas por la desatención del gobierno central que no supo intervenir en el momento oportuno, lo que llevó a acciones extremas como la muerte de 5 campesinos en los enfrentamientos entre manifestantes y la policía en el aeropuerto de Juliaca.

Dijo que hubo mucha lentitud en el gobierno para resolver la huelga antiminera que se inició en las provincias del sur de Puno, luego se expandió a las provincias del norte como Carabaya, Azángaro y Melgar.

En otro momento, desmintió que Puno, haya recibido el mayor presupuesto (S/.2.500 millones) de obras públicas a nivel nacional, como lo señaló ayer el presidente Alan García.

Asimismo, dijo que la mayor parte del gasto debe haberse ejecutado en la Carretera Interoceánica aunque con un “costo demasiado alto”; y que el gobierno regional de Puno dispone de S/.720 millones de presupuesto anual, de los cuales se gasta S/.630 solo “en gastos corrientes”.

Sin embargo, resaltó la buena disposición de la ministra Rosario Fernández y sus pares para “buscar salidas” a los conflictos sociales: “Estábamos en diálogo cuando se produjeron los conflictos. Con los decretos publicados se han solucionado estos en gran medida”. Puntualizó.

Finalmente, desestimó que las recientes protestas sociales en Puno, sea parte de una conspiración contra el electo presidente Ollanta Humala, como lo señaló días atrás el mandatario saliente Alan García.

Los Andes

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top