banner


El Gasoducto Andino del Sur, cuya construcción empezará en enero de 2012, servirá de soporte para el desarrollo económico del sur peruano y como herramienta para fomentar la inclusión social, señalaron hoy las cámaras de comercio sureñas.

El megaproyecto, que llevará el gas a los departamentos sureños de Cusco, Puno, Arequipa, Moquegua y Tacna , "promoverá la llegada de inversiones, generación de empleo y nuevas oportunidades para los peruanos", argumentaron.

Carlos González Koc, presidente de la Cámara de Comercio de Tacna, afirmó que la llegada del gas al sur peruano se convertirá en una herramienta de desarrollo, contribuyendo así a la inclusión social.

“Son señales del Gobierno que dan confianza y estaremos atentos a los resultados”, subrayó.

Galo Vargas, presidente de la Cámara de Comercio de Moquegua, por su parte consideró que el anuncio de la construcción del gasoducto es "importante" porque el sur ha estado olvidado por mucho tiempo y no se han ejecutado obras de impacto en los últimos 15 años, a excepción de la Interoceánica.

Opinó que "el gasoducto servirá como soporte para el desarrollo económico macrorregional porque atraerá actividades vinculadas".

Vargas refirió que la firma australiana Orica tiene previsto invertir 600 millones de dólares en la construcción de una planta de nitrato de amonio (anfo), matera prima para las mineras ubicadas en el sur del país.

"Con la construcción del gasoducto esta empresa ya no tendría la necesidad de importar insumos provenientes del gas", observó.

Por su parte, el director de la Cámara de Comercio de Puno, Juan Fredes, manifestó que el reto de ahora en adelante es preparar a la población y al empresariado para aprovechar los beneficios que traerá consigo la construcción de esta nueva infraestructura.

El gerente general de la Cámara de Comercio de Cusco, Orlando Andrade, a su turno, destacó que el Gasoducto Andino del Sur es una oportunidad para el empresariado regional en tres aspectos.

"Primero, porque existe la alarma de que la producción de energía eléctrica en el sur no logrará abastecer la demanda futura; segundo, el sector industrial y hotelero, en el caso de Cusco, viene creciendo a ritmo constante; y, por último, el gasoducto unirá a la macrorregión sur", explicó.

“Es cierto que aún nuestra capacidad de consumo de gas es baja, pero en el futuro la demanda será considerable y ahí está el reto del empresariado y de las organizaciones empresariales de hacer crecer las industrias y el comercio, así como aprovechar al máximo este tipo de energía”, subrayó.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top