banner



Las organizaciones sociales de la provincia cuzqueña de Espinar, expresaron su disconformidad y rechazo a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC), que devuelve la viabilidad al proyecto Majes-Siguas II y determina la realización de un nuevo estudio de balance hídrico integral.

Por esta razón anunciaron iniciar una serie de medidas de fuerza , para el cual el lunes en la Plaza de Armas de Espinar celebraran una asamblea ampliada con la participación de las organizaciones vivas e incluso autoridades regionales para definir qué medidas tomar.

Por ahora Néstor Cuti presidente del Comité de Lucha de la provincia de Espinar dijo estar en contra del fallo en todos sus extremos, y esta medida es una nueva afrenta a los intereses de la región cusco.

Uno de los puntos que cuestionó enfáticamente es que el fallo del Tribunal Constitucional sienta jurisprudencia en esta materia excluyendo a Espinar, sus comunidades indígenas y organizaciones de base, al no considerar a la provincia de Espinar como parte de la realización del estudio.

El dirigente adelantó que solicitará la presencia del premier Salomón Lerner y ejecutivos nacionales en dicha localidad, para que puedan explicar a la población los términos y el alcance de esta resolución que ni siquiera ha evaluado su impacto social pues temen que dicho proyecto los deje sin el líquido elemento.

Por otro lado segun informó RPP, El expresidente de la Sala Única de Vacaciones de la Corte Superior de Justicia del Cusco, Miguel Grimaldo Castañeda Sánchez, cuestionó la resolución emitida por el Tribunal Constitucional (TC) sobre el proyecto Majes Siguas II, al no respetar, según dijo, las garantías de seguridad jurídica de una sentencia de su despacho.

“Exijo que el presidente de la Corte Suprema defienda la determinación del Poder Judicial y emplace la del Tribunal Constitucional. Considero que no deben ser aceptadas para garantizar la seguridad jurídica, pues deja un mal precedente”, declaró el magistrado.

Según explicó en la vía del Tribunal Constitucional no se pueden otorgar pruebas ni reabrirse un proceso ya con sentencia, por lo que solicitó la intervención de otros magistrados de la región.

El letrado aseguró que la resolución que emitieron "fue justa porque vela por la salud, la vida y la biodiversidad de Espinar y no se violó ningún derecho constitucional porque se solicitó los estudios de balance hídrico y de impacto ambiental para emitir el pronunciamiento".

Para el magistrado las acusaciones en contra del colegiado cusqueño son "solo una excusa para anular la resolución que emitieron y favorecer la ejecución del megaproyecto de irrigación Majes Siguas II".

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top