banner



Aún no hallan hasta la fecha cuerpo de cusqueña Erika Soria

Los gritos de auxilio de Erika Soria Molina es los último que recuerdan sus compañeros de tripulación varios días después del naufragio del crucero Costa Concordia en mar italiano. La cusqueña de 25 años integra la lista de personas que continúan desaparecidas tras el trágico evento de la noche del viernes 13 de enero.

Armando Vera, sobreviviente del naufragio, relató que en el momento del accidente se encontraban en la zona A de la nave, sector que sucumbió rápidamete a la fuerza del mar. Es por esa razón que se vieron obligados a saltar y si bien en su caso llegó inicialmente a salvaguardarse en una lancha, Erika seguía en el mar.

"Doy la vuelta y veo a Erika hundiéndose prácticamente, pero tenía el chaleco. No avanzaba ni retrocedía. Estaba en pánico. Como no podía moverse he bajado medio de cuerpo de la lancha y la he alcanzado y la he jalado dentro de la lancha", relató.

Sin embargo, la pequeña embarcación no soportó el peso o resultó afectada por algún resto del Costa Condorida y se hundió.

"Parece que la lancha sufrió una rotura, pero fue que el barco se rompió y lo pinchó. El caso es que empezó a inundarse. Yo llegué a saltar al agua, yo no sé si ella llegó a saltar o se quedó en la lancha", continuó.

Jazmín Torres estaba en la misma lancha que se hundía y por eso también saltó. Después solo recuerda los gritos de Erika pidiendo ayuda hasta que la perdió de vista.

"Cuando saltamos estaba detrás de nosotros. Subió a la balsa, esa que estaba afuera. Armado saltó, pero no sé si Erika saltó porque en ese momento todo el mundo me jalaba, me hundía, trataba de salir a flote. Lo único que recuerdo son sus gritos, gritando desesperadamente", narró.

""Ayúdenme", es lo único que recuerdo porque luego en eso de tratar de salir, supongo que perdí de vista a todo el mundo, cada quien trataba de nadar como podía. Ya no habían nombres. De Erika lo único que recuerdo eran los gritos", agregó.

RPP

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top