banner

Existe la predisposición y la voluntad para iniciar el diálogo con la autoridades de Espinar, a fin de atender las preocupaciones de la población y que retorne la paz social a dicha provincia, sostuvo hoy el presidente regional de Cusco, Jorge Acurio Tito.

 El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, arribó en la víspera a Cusco junto con sus pares de Salud, Alberto Tejada, y de Agricultura, Luis Ginocchio, para coordinar la reanudación del diálogo y adelantar las acciones del Plan Integrado Participativo de Intervención Sanitaria y Ambiental para Espinar, aprobado por el Ejecutivo.

 La autoridad regional indicó que ayer le informó al alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, sobre la predisposición de los ministros "de retornar nuevamente hoy, mañana, pasado mañana o en cualquier momento a la Ciudad Imperial, para iniciar el diálogo".

 “Le dije que ya dependía de él sentarnos a trabajar", pues en días anteriores coordinó con los siete alcaldes distritales de Espinar, quienes tienen plena predisposición de hacerlo, comentó en RPP.

 Acurio manifestó que se debe respetar la institucionalidad del municipio provincial y aguardar, por cuanto Mollohuanca fue puesto en libertad el miércoles. "Seguro hoy, sentado en su despacho, va a tomar las decisiones correspondientes”, sostuvo.

 Expresó su confianza en que Mollohuanca, reunido con sus homólogos distritales, programará la hora, la fecha y el lugar para iniciar el diálogo. "Nosotros estamos predispuestos".

 El presidente regional de Cusco refirió que está en calidad de facilitador. “Porque lo único que queremos es sentar a la mesa a todos los actores, lo que significará la paz social".

 Consideró que con la liberación del burgomaestre y la continuidad de su proceso en libertad, "ya puede asumir cada uno, con suma madurez, esta necesidad de diálogo e instalación de la mesa".

 Los ministros, agregó, han indicado que todos aquellos que sean representativos deberán participar en la mesa de diálogo. “Hoy no cerramos la puerta a nadie, hoy la abrimos, pero con cordura y madurez”, enfatizó.

 Un sector de la provincia de Espinar acató en mayo pasado una paralización contra la minera Xstrata Tintaya, por una presunta contaminación de los ríos y en demanda del incremento de los aportes voluntarios de la empresa.

 La medida de fuerza desencadenó acciones de violencia, lo que motivó la declaratoria del estado de emergencia de la zona y la detención del alcalde Mollohuanca.

 Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top