banner

Ayer por la mañana, la Primera Dama de la Nación, Nadine Heredia, visitó el lejano distrito cusqueño de Túpac Amaru, en la provincia de Canas, para apoyar en la implementación de estrategias efectivas que apunten a reducir la desnutrición crónica infantil.

Heredia presidió la actividad al promediar las 10.30 horas. Una hora después retornó a Cusco en un helicóptero de la Policía para regresar a Lima. En su discurso ante una multitud de campesinos que se dieron cita en la placita de Túpac Amaru, la Primera Dama resaltó la importancia de la seguridad alimentaria para combatir la desnutrición en el país.

Agregó que para reducir la desnutrición crónica se requiere del trabajo articulado que involucra a las familias, los productores organizados, los municipios, el gobierno regional, las empresas y el Estado a través de sus sectores.

Con la implementación de estrategias efectivas para disminuir la mala nutrición, dijo que se busca también promover el consumo de alimentos nativos como la quinua, kiwicha, cañihua y tarwi. En la provincia de Canas más del 50% de la población está desnutrida, y en Túpac Amaru el 63.8% de su población está malnutrida, sobre todo los menores de 5 años.

Asimismo, informó que gracias a un convenio entre el Ejecutivo nacional, el Gobierno Regional de Cusco y la Municipalidad Distrital de Túpac Amaru (cuna de la emancipación americana con la rebelión iniciada por José Gabriel Condorcanqui), se pondrá en marcha el programa Cuna Más, que tomará la denominación de “Wawacuna 3000”.

Será financiada con dinero del gobierno cusqueño. Los beneficiarios llegarían a 2 mil 500. La acompañó el ministro de Cultura, Luis Peirano, y el viceministro de Prestaciones Sociales del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Jorge Arrunátegui.

En el evento también estuvo presente el presidente regional, Jorge Acurio Tito, los alcaldes y la población.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top