banner

El presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, presidió ayer la 18° sesión del Consejo de Ministros Descentralizado que en esta oportunidad de desarrolló en el distrito de Pisac, provincia de Calca, región Cusco.
El primer mandatario llegó bien temprano a la ciudad cusqueña para esta reunión en la que, según información de Palacio de Gobierno, se revisará un conjunto de acuerdos destinados a la atención preferente de diversas necesidades de la población de la región.
En el Centro de Convenciones de Pisac, las autoridades abordan las labores a realizar en el lugar, en donde se han identificado áreas de trabajo en base a las cuales está previsto alcanzar acuerdos en materia de comunicación vial, vivienda y saneamiento, desarrollo agrícola, medio ambiente, educación, desarrollo energético, inclusión social, turismo, entre otros.
Asimismo, el primer mandatario aprovechará esta visita para sostener un encuentro con la población de Pisac en la plaza principal de dicho distrito. En este acto entregará 5 patrulleros, 2 ambulancias, becas del Programa Beca 18, sillas de ruedas, títulos de propiedad (Cofopri), vales del FISE y cocinas mejoradas.
Además, desde la 1.30 p.m., Humala Tasso participó como testigo de honor en la ceremonia de suscripción del contrato de concesión del nuevo aeropuerto internacional de Chinchero.
El mencionado acuerdo, entre el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y la concesionaria Sociedad Aeroportuaria Kuntur Wasi S.A., permitirá que luego de 40 años, la región Cusco tenga un nuevo aeropuerto de categoría internacional.
Aeropuerto de Chincheros
El presidente Ollanta Humala Tasso anunció que hasta el 2016 Cusco recibirá S/. 10,220 millones 614 mil 794 de inversión estatal. Esta se canalizará en agua potable, carreteras, agro, salud, energía, etc.
Humala desarrolló su Consejo de Ministros en Písac, distrito de la provincia de Calca, ubicado a una hora de la Ciudad  Imperial.
El grueso de la inversión se efectuará en infraestructura vial.  Se asfaltará más de mil kilómetros de carreteras y el próximo año se pondrá en marcha la construcción del aeropuerto internacional en Chinchero, para consolidar a la región sureña como el principal polo turístico del país. La edificación del hospital Antonio Lorena y la ampliación del programa Beca 18 para los jóvenes pobres de la zona de selva, dominada por el narcoterrorismo, son otras de las prioridades.
También se prevé mejoras en la infraestructura turística, obras con el programa Mi Riego para elevar la producción agrícola: se impulsarán los sembríos de quinua, kiwicha, maíz, demandados en el mercado interno y externo y cuya comercialización combatirá la pobreza en el campo.
En energía hay  la promesa de continuar la ejecución de las Centrales Hidroeléctricas de Machupicchu II, Santa Teresa y Pucará. “El país no se va a detener, el Perú tiene futuro”, anotó el mandatario.
Exhortó a las autoridades cusqueñas a utilizar bien el presupuesto y satisfacer las necesidades de la población. “Vamos a ser aliados en la lucha contra la corrupción. Que la plata vaya a las obras y no a las campañas (políticas)”.
Aseguró que las puertas de su despacho y de los ministerios están abiertas para trabajar en la lucha contra la pobreza.
El presidente regional, René Concha, destacó que este trabajo articulado entre Ejecutivo y gobiernos regional y locales permitirá seguir creciendo y convertirse en un modelo de desarrollo a nivel nacional. 
Alza vuelo
Concluido el Consejo de Ministros, el presidente Humala y su comitiva se trasladaron a las pampas del distrito de Chinchero, provincia de Urubamba, a casi dos horas de viaje de Písac. Ahí se firmó el contrato para ejecutar el Aeropuerto Internacional de Chinchero, obra que estará lista en cinco años. Lo hará Kuntur Wasi, consorcio que a cambio de las obras administrará 40 años el terminal. La suscripción la hizo el representante del consorcio, Carlos Vargas Loret de Mola, y el viceministro de Transportes, Henrry Zaira. Para el inicio de las operaciones se requerirá de US$ 538 millones, pudiendo llegar a US$ 658 millones en futuras ampliaciones y rehabilitaciones en la etapa de operación. De ese monto, el gobierno peruano cofinanciará US$ 264.7 millones.
El nuevo terminal abarcará 40 mil metros cuadrados (m2). Tendrá una capacidad inicial para 4 millones 500 mil pasajeros al año, cifra que podrá crecer hasta 5 millones 700 mil. Su utilidad será fundamental para el turismo. Ya no será necesario que los visitantes extranjeros lleguen primero a Lima, sino en forma directa a Cusco. La obra no solo potenciará el turismo sino las demás actividades económicas de la región. Revalorará el costo de los terrenos, mejorará la venta de artesanía, servicios, etc.
Fuente: La República

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top