banner

Según osce.  Solange Ortiz de Zevallos y las legisladoras Kely Farfán y Liliana Bustamante violaron Ley de Contrataciones. Sus empresas contrataron con el Estado pese al impedimento legal, dice funcionario de órgano contralor.
Podría decirse que el aprovechamiento de los recursos del Estado tiene patas cortas. La regidora de Cusco, Solange Ortíz de Zevallos, sería vacada, y las consejeras regionales, Kely Farfán y Liliana Bustamante, suspendidas y denunciadas penalmente por haber contratado con el Estado, pese al impedimento.
Yován Mendoza, responsable en Cusco del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (Osce), ratificó los informes de junio y setiembre que señalan a las tres autoridades como responsables de irse en contra de la Ley de Contrataciones del Estado.
El artículo 10 de esta norma fija con claridad las prohibiciones para autoridades y sus familiares.
El caso de la concejal Ortiz de Zevallos es el más delicado. Ella, además de violar la ley de contrataciones, ha incurrido en la causal de vacancia establecida en la Ley Orgánica de Municipalidades. 
La joven regidora es accionista del 99% de la firma D’CO Centro El Olivo SAC. Esta  empresa obtuvo la buena pro en 4 procesos de selección adicionales convocados por el Gobierno Regional Cusco, cuya sede central está ubicada en su misma jurisdicción (Cusco), por casi 90 mil soles. 
Boris Mujica, regidor de oposición de la comuna cusqueña, consideró necesaria la revisión de los documentos que posee Osce para evaluar el desafuero de Ortíz de Zevallos. 
"Hemos pedido toda la documentación al organismo supervisor para evaluar su permanencia (en el cargo)", refirió Mujica.
caso consejeras
De la revisión del informe de Osce se desprende que la consejera de Canchis, Liliana Bustamante, violó el inciso 'B'  de la norma que prohíbe al gobernador, vicegobernador y consejeros contratar con el Estado hasta 12 meses después de haber dejado el cargo.
Su empresa “Distribuidora de Mayólicas E.I.R.L.” contrató con la Municipalidad de Chumbivilcas por S/. 97 mil para proveer cerámicas y otros materiales. 
En tanto, la legisladora de Paruro, Kely Farfán, desobedeció el inciso 'F' de la ley que deja establecido que ningún familiar de una autoridad -hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad- puede ser postor.  Eso quiere decir que la consejera tiene responsabilidad así haya sido su padre Hilario Fausto Farfán Delgado quien ganó los concursos en la Municipalidad Distrital de San Jerónimo por S/. 23 mil 625, y San Sebastián por S/. 50 mil. 
Ambas consejeras sólo serían suspendidas en sus cargos si así lo aprueba el pleno del Consejo. La ley Orgánica de Gobiernos Regionales no incluye esa conducta como causal de vacancia como en el caso municipal.
Fuente: La República

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top