banner

En alerta. Región imperial ya siente los estragos del fenómeno con carencia de lluvias en zonas altas, que debieron presentarse desde mediados de agosto. Se prevé inundaciones en provincias ubicadas en ceja de selva. De acuerdo al Indeci 777 mil cusqueños sufrirían los estragos. Preocupa que los alcaldes no presenten planes para reducir efectos del fenómeno.
No es fácil establecer con precisión qué provocará el fenómeno de El Niño en Cusco. Sin embargo, se predicen sequías en zonas por encima de los 3 mil 600 metros de altitud  y lluvias torrenciales en ceja de selva y selva. Con las precipitaciones vendrán deslizamientos, huaicos e inundaciones.
Una estimación de riesgos efectuada por el Instituto Nacional de Defensa Civil(Indeci) señala que 777 mil 636 cusqueños están expuestos a los peligros que vendrán con el fenómeno. Esa cifra representa a más del 80% de la población de la región imperial.
Indeci hizo el cálculo tras una evaluación de varias zonas priorizadas en las 13 provincias de la región. Para ello utilizó sistemas de información geográfica y bases de datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), así como de otras entidades.

CUSCO VULNERABLE

De la estimación de Indeci también se desprende que Cusco es la región del sur peruano que concentra al mayor número de posibles afectados por sequías, huaicos, inundaciones, entre otros eventos naturales. Las otras regiones sureñas que deben estar alertas son Puno con 123 mil 323 habitantes en riesgo, y Arequipa con 57 mil 202. 
En todo el país, la población expuesta asciende a 11 millones 828 mil 142, así como2 millones 365 mil 628 viviendas expuestas. El grueso de zonas vulnerables se encuentran en Piura, Cajamarca, La Libertad, Áncash y Lambayeque.
En el evento de 1982-1983, Puno fue el más afectado en el sur peruano. Hubo 180 mil 360 damnificados.  
Le seguía Arequipa con 26 mil 450 y 3 mil 511, respectivamente. Cusco era la tercera región más vulnerable en el sur con 22 mil 165 y 4 mil 443.
ZONAS DE ALTO RIESGO
Son las poblaciones asentadas en las orillas del río Vilcanota las que enfrentan mayor peligro. La Autoridad Nacional del Agua (ANA) hizo un trabajo de “identificación de puntos críticos vulnerables en la cuenca Urubamba-Vilcanota”.
En la provincia de Canchis hay 14 puntos críticos con riesgo a inundaciones. Ahí faltan obras de enrocado y descolmatación a lo largo de 27 kilómetros. La inversión asciende a 13 millones 728 mil 213 soles, según la ANA.
En Urubamba hay tres puntos críticos (Ollantaytambo). Se requiere hacer descolmatación y colocación de diques enrocados a lo largo de 5 kilómetros. La inversión asciende a 8 millones de soles. En Quispicanchi hay cuatro puntos que demandan más de 15 millones. Y en Calca y La Convención hay peligro de desbordes, aunque la situación no es tan crítica como en las anteriores provincias.
En Cusco, 22 mil 269 familias viven con la muerte rondando cerca. Ocupan casas precarias edificadas en zonas no aptas para vivienda. Los terrenos son vulnerables a huaicos, inundaciones y deslizamientos. Esa información se manifiesta en el Plan de Desarrollo Urbano (PDU) 2013-2023 elaborado por la Subgerencia del Plan Director de la Municipalidad Provincial del Cusco.
De acuerdo al diagnóstico, en el distrito metropolitano de San Sebastián se concentra el mayor número de familias en peligro constante (8 mil 496), seguido de Santiago y San Jerónimo. El riesgo es menor en las jurisdicciones periféricas de Saylla y Poroy.
AGRO Y GANADERÍA
En al menos cinco provincias altoandinas de Cusco, El Niño provocará sequías y heladas.  Víctor Baca, director regional de Agricultura (DRAC), sostuvo que el fenómeno retrasó el inicio del año agrícola debido a la ausencia de lluvias. Por lo general éstas empiezan a mediados de agosto. Al momento éstas están ausentes. Eso, según dijo, podría a futuro reducir la capacidad de producción y el desabastecimiento de productos de pan llevar en los mercados locales y regionales.
Para evitar un escenario como ese, la DRA tiene 8 millones de soles para ayudar a los campesinos.
Mientras tanto, Gustavo Infantas, titular de Indeci, advirtió que es posible que también se registre la muerte de camélidos, ovinos y vacunos.

ALCALDES NO ACTÚAN

Infantas sostuvo también que avanza junto a las municipalidades en la elaboración de fichas técnicas para solicitar presupuesto para mitigar los efectos del fenómeno.
Cuestionó, sin embargo, que los alcaldes no hayan presentado ningún proyecto a pesar de que han transcurrido dos meses desde la declaratoria de emergencia.  

Hace seis días el Ejecutivo nacional amplió la emergencia por otros dos meses. Los burgomaestres tienen tiempo para presentar sus requerimientos de presupuesto para limpiar ríos, construir muros de contención, entre otras obras. Aún no es tarde.
Fuente: La República

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top