banner



Confirmado incidente con voluntario de fundación que preside hija de ministro del Interior.

No fue una sino dos cachetadas. Como en la marcha de la CGTP del 2004 cuando agredió a Jesús Lora, el presidente Alan García perdió los papeles, esta vez como mandatario, y agredió el sábado último al joven voluntario Richard Emilio Gálvez León (27), en el hospital Edgardo Rebagliati, a quien le lanzó dos manotazos en el rostro por haberle dicho “corrupto”.

La lamentable situación se produjo a eso de las 10 de la mañana El jefe de Estado terminaba de visitar sorpresivamente a un allegado en la Unidad de Cuidados Intensivos de ese hospital, área ubicada en el segundo piso del ala C de ese nosocomio, y en momentos en que se retiraba del ascensor fue insultado por Gálvez León, voluntario de Kúrame, uno de los dos programas de apoyo que hay en el Rebagliati.

Precisamente esta fundación es presidida por Patricia Barrios Verand, hija del actual ministro del Interior, Fernando Barrios, y hombre de estrechísima confianza de García.

Tras la agresión física de García, el voluntario Gálvez persistió en recriminar e insultar al gobernante, por lo que fue rápidamente golpeado nuevamente y reducido a puntapiés por el equipo de seguridad presidencial, compuesto por unos ocho policías de seguridad de Estado.

Mientras los presentes no salían de su asombro por la nueva agresión de los guardaespaldas, que ya habían decidido llevárselo detenido y esposado, no faltó otro grupo de testigos, entre pacientes y familiares, que protestaron por el maltrato y exigieron a viva voz que liberen al voluntario de 27 años de edad, lo que finalmente ocurrió.

Varios de los presentes retrataron el incidente en sus cámaras de celulares, pese a que los miembros de seguridad intentaron quitárselos infructuosamente.

SIN VERSIÓN OFICIAL. Palacio de Gobierno no respondió en todo el día los pedidos de aclaración, ni el propio presidente García, que anoche asistió a la inauguración del Museo Metropolitano de Lima, donde solo se limitó a mover su dedo índice en señal de negación. Sin embargo, numerosos testigos en el hospital confirmaron a Perú.21 lo sucedido el sábado por la mañana.

ANTECEDENTES. Como se recuerda, en junio de 2004, en una marcha convocada por la CGTP, el entonces líder aprista Alan García se apuntó en la protesta y en un pasaje de ella le propinó un fortísimo puntapié a Jesús Lora, un joven con problemas de salud mental. ¿El motivo? Lora se interpuso en su camino.

Varios periodistas recuerdan también, cuando en el 2001 el mismo García Pérez, después de participar en un mitin en Comas, le lanzó una patada en una de las piernas a la reportera gráfica Milagros Godos por el simple hecho, según versión de sus propios voceros apristas, de “distraerlo” con el flash de su cámara durante su discurso en la manifestación.

Peru 21

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top