banner



El impacto de la crecida del caudal del río Amazonas, en la zona de la ciudad de Iquitos, que afectó a unas 80 mil personas, superó todo cálculo imaginable, señaló hoy el ministro de Salud, Alberto Tejada.

Por la mañana, el jefe del Estado, Ollanta Humala Tasso, conjuntamente con los ministros de Salud y de Vivienda, inspeccionaron el área inundada de Iquitos, y supervisaron la entrega de alimentos, carpas, baños químicos y asistencia médica.

“Esta crecida del río no tiene antecedentes desde hace décadas, en 1971 no tuvo el impacto urbano, porque en esa época no existían los asentamientos humanos de ahora, la crecida significativa del Marañón y el Amazonas, aparentemente sin precedentes, ha sobrepasado todo cálculo”, declaró el ministro Tejada a Andina.

El último miércoles, el río Amazonas superó su nivel máximo histórico en 20 años, al registrar 118.62 metros sobre el nivel del mar, informó el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

El titular del despacho de Salud, indicó que son 150 los profesionales de la salud, quienes atienden y supervisan las acciones de ayuda médica a los damnificados, especialmente en el aspecto de la prevención de enfermedades infectocontagiosas causadas por las inundaciones.

“Nuestras siguientes acciones van ir encaminadas en brindar una pronta ayuda coordinada, hay un trabajo en equipo con otros sectores y autoridades locales, vamos a ver los recursos financieros que sean necesarios, porque el gobierno regional ha gastado sus reservas”, agregó.

Asimismo, destacó la rápida respuesta del Gobierno que en acciones coordinadas atendió a los damnificados en albergues para brindarles los cuidados necesarios.

También, indicó que cuando el caudal del río Amazonas baje, se tendrá que proceder a la fumigación y monitoreo ambiental porque el lodo que deja permite la reproducción de mosquitos y la aparición de otros problemas sanitarios.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top