banner


Flor de María viene conquistando el mundo de las pasarelas con sus diseños. Señala que uno de sus grandes anhelos es llegar a presentarlos en la capital de la moda, París, Francia. 

Con sólo 20 años se ha convertido en una reconocida diseñadora, ya que siete de sus creaciones se presentaron recientemente en el Perú Moda 2013.

Flor de María Choqueluque Sierra desciende de una familia de criadores de alpaca del distrito de Sicuani, en el Cusco. La creación de sus diseños es posible por el trabajo conjunto que realiza junto con sus padres y hermanos en "Artesanías Vicuñita".

Andrés Choqueluque, su padre, cuenta que empezaron en el negocio de confección de prendas porque el precio de alpaca estaba disminuyendo y los ingresos cada vez eran menores para mantener a una familia de siete integrantes.

"Hace 14 años empezamos con una máquina tejedora artesanal. Hoy en día contamos con 15 máquinas que nos dan una producción de 500 prendas mensuales", precisa. Pero el éxito de los modelos no radica solo en sus diseños.

La familia Choqueluque trabaja hace más de 30 años en el mejoramiento de la calidad genética de las alpacas. Y tras un largo proceso se ha logrado alcanzar calidades como la Royal alpaca y la alpaca bebe.

Si bien gran parte de las ventas se realizan en Cusco, hace un par de años empezó a exportar a Japón y Suiza, donde la demanda por colores pasteles es más alta.

"Queremos dar a conocer nuestros diseños y así lograr que el mundo cuide y valore lo que el Perú produce", comenta Flor de María. Y es que una de las características de las prendas que presenta es que son hechas desde la esquila de la alpaca.

"Posteriormente se clasifican en diferentes calidades. Ahí se obtienen las calidades de Royal alpaca de 17 a 19 micras de finura, y de bebé de 20 a 22 micras", explica Andrés.

El trabajo de lavado, cardado, peinado, hilado y teñido se realiza a través de servicios de terceros. "Cada etapa del proceso productivo pasa por un control de calidad. Llegando de esta forma prendas que tienen un acabado único y exclusivo", sostiene.

"Lo que buscamos es contribuir al crecimiento del uso de prendas naturales de alta calidad en medio de un mercado bastante competitivo", señala la joven diseñadora. La familia Choqueluque proyecta vender sus prendas en Paris, ya que además de ser la capital de la moda, les permitirá conocer nuevos mercados.

Para mayor información de sus finas prendas de vestir puede ingresar a la página web: www.vicunitapacha.com

 En cifras

 S/. 18 es el precio de las manoplas y el gorro.
 S/. 150 es el costo del chaleco de alpaca royal.

Fuente: La República

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top