banner


Un paro de 48 horas llevan a cabo los agricultores regantes de la región quechua del Cusco, en rechazo de la nueva ley de recursos hídricos, más conocida como la ley del agua.

Desde muy tempranas horas, los manifestantes mostraron su disconformidad con esta norma bloqueando con palos y piedras las carreteras, entre ellas las que van hacia el Valle Sagrado, Poroy, Izcuchaca, Anta y Sicuani.

Literalmente la ruta entre Cusco desde San Jerónimo hasta la provincia de Espinar, ha sido tomada por los huelguistas que exigen se tome en cuenta sus propuestas.

Entre tanto, las agencias de viajes se vieron obligadas a cancelar las visitas a los complejos arqueológicos de Písac, Chincheros, Ollantaytambo y Urubamba.

La empresa ferroviaria PeruRail suspendió sus operaciones en todos los servicios ferroviarios de las rutas Cusco-Machu Picchu y Machu Picchu-Cusco así como Cusco-Puno y Puno-Cusco.

Los huelguistas acatan desde el paro exigiendo la reglamentación de la nueva ley de aguas y atención a su sector. Señalaron además que con la nueva ley se privatizaría los recursos hídricos.

Como se recordará, la Junta Regional de Usurarios de Agua del Cusco en coordinación con otras organizaciones en una masiva asamblea de campesinos de la región del Cusco, aprobaron por unanimidad salir nuevamente a un levantamiento en contra de la Ley de Recursos Hídricos, que fue aprobado este último 30 de Marzo en el Congreso de la República.

A esta iniciativa se suman al levantamiento de los pueblos indígenas de Pichanaqui, los alpaqueros de Cerro de Pasco y Puno, y al acuerdo de la Asamblea Nacional del Movimiento Cumbre de los pueblos, del pasado 24 de Marzo realizado en la ciudad de Lima.

Como antecedente se tiene que hace meses atrás la empresa EGASA de Arequipa a petición de inversionistas chilenos solicito, más agua para recuperar 150 mil toneladas de cobre en 24 horas, para el cual agilizaron la construcción de la presa de Pampautaña ubicado en la cabecera de Puno, Cusco y Arequipa.

A esto se suma la otra presa de Angustura que está ubicado en la cabecera de Espinar Cusco,y la pretencion de la region de arequipa de desviar la cuenca del rio Apurimac,cuyo conflicto judicial viene ventilandose en el poder Judial.

Por otro lado el río Mapacho de Ocongate que está en la cabecera de Apu Ausangate, estaría siendo destinado para poner en marcha la construcción de la Hidroeléctrica de Salka Pukara en Sicuani Cusco que ya tuvo un conflicto del levantamiento el pasado 20 octubre del 2008.

Según manifestó Eloy Ancco Apaza Presidente de la Junta Regional de Usuarios de Agua, el Pueblo exige tener su cuota de opinión y prevalecer sus derechos frente a las trasnacionales que con esta nueva norma impondrán la reglamentación de Ley de agua.

Los 12 integrantes en la Autoridad Nacional del Agua ANA solo integran 3 por lado de las comunidades, usuarios y organizaciones, lo que facilitaría que se concesionen el agua por votación dejando en desventaja a los campesinos.

Convirtiendo así al preciado liquido elemento en un recurso negociable con valor monetario disponible al mejor postor o la corrupción, mientras se priva del derecho al agua de miles y miles de peruanos empobrecidos sin recursos económicos para comprar el agua.

La movilización de los agricultores y usuarios de agua demanda:

- Exigir la intangibilidad del territorio en las cabeceras de las cuencas y micro cuencas.
- Exigir la derogatoria de los Decretos Legislativos de TLC.
- Rechazar la firma de TLC con Chile en defensa de la soberanía nacional.
- Declarar al Congresista Mario A. Alegría Pastor del APRA traidor por traicionar la soberanía nacional.
- Censurar y declarar persona no grata a los 5 Congresistas del Cusco.

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top