banner


El Museo Machu Picchu de la Casa Concha de Cusco recibió hoy las 176 osamentas que forman parte del segundo envío de piezas devueltas por la universidad estadounidense de Yale tras llegar a un acuerdo con el Gobierno de Perú.

En una breve ceremonia, los bienes, distribuidos en 26 cajas, ingresaron al recinto cultural cusqueño donde serán sometidos, primero, a un inventario, y luego a investigaciones arqueológicas.

Participaron en la recepción el rector de la Universidad Nacional San Antonio Abad de Cusco (UNSAAC), Germán Zecenarro; Richard Burger, especialista de Yale; y Paloma Carcedo, directora de Patrimonio del Ministerio de Cultura, entre otros.

Zecenarro destacó que el retorno de los vestigios es el resultado de un trabajo conjunto entre el Gobierno Nacional, el gobierno regional cusqueño, la UNSAAC y Yale, y reiteró que se trata de un día “histórico, único e inolvidable” para el país.

Tras destacar la labor de Burger y de Lucy Salazar, curadora del Museo Machu Picchu, señaló que esperan que en diciembre de 2012 la universidad estadounidense envíe el último lote de piezas que tenía en su poder desde hace casi 100 años.

Los bienes arribaron la tarde del miércoles al aeropuerto Alejandro Velasco Astete de Cusco a bordo de un avión Hércules de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), donde fueron recibidos por autoridades locales.

Se trata de restos humanos y de animales, entre camélidos, venados y aves, que habrían sido enterrados como ofrendas.

Un primer lote con piezas de metal, cerámica y una osamenta llegó a Perú en marzo pasado y en junio fue trasladado a la ciudad de Cusco.

Las osamentas fueron retiradas en 1912 por la expedición científica peruana de Yale, que encabezó el explorador estadounidense Hiram Bingham.

Andina

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top