banner


La turista argentina Estefanía Floninsky, de 22 años, contó el drama que vive tras la muerte de su compatriota. Pide que los rescaten.

Vino a cumplir su sueño de conocer Machu Picchu y ahora vive una pesadilla en la ciudadela inca.

Estefanía Floninsky, una turista argentina de 22 años narró a una radio de su país la situación difícil que vive junto a otros viajeros que se han quedado varados debido a las intensas lluvias que caen sobre la ciudad imperial.

Entre lágrimas, la joven narró que ella viajó a Cusco con tres amigas porque su sueño era conocer el Cusco, pero que tras la muerte de una compatriota suya y un guía peruano, la tensión ha aumentado y por eso piden que las rescaten para poder retornar a su país.

“La situación es desesperante; nos queremos ir a casa. No podemos ir a Aguas Calientes porque dicen que el puente se puede caer porque el agua lo tapa”, dijo a Radio 10 .

La joven turista destacó: “Todos nos dicen que la única forma de salir de acá es el camino a Aguas Calientes, pero es inseguro; la única forma es cruzar el puente caminando”. Señaló que de no haber habido muertos, la espera sería más tranquila, pero ahora la situación se ha vuelto ‘shoqueante’.

Relató que, junto a su grupo, estaba desde el 15 de enero en Cusco y que comenzó a transitar el Camino del Inca el 23. “El 21 empezó a llover y no paró”, subrayó. “El miedo es que el río siga creciendo y el único puente para salir esté peor”, dijo Estafanía.

Fuente: Peru 21

Redes Sociales

Video de la semana

 
Top